La minería chilena tiene cerca de cien años de existencia y exporta más de US$50.000 millones anualmente. La industria del salmón, por su parte, posee unos 40 años de vida y logra retornos por cerca de US$4.600 millones. Si bien las dos tienen distintos grados de madurez, ambas están unidas por sus enfoques hacia las exportaciones, compiten con grandes actores de otros países y demandan un gran número de personas.

Específicamente en el último punto, el laboral, desde hace años que la industria extractora de minerales del país se percató que requería de un mayor control de las labores de su personal de forma de darle una mayor gobernabilidad a sus faenas, así como una mejor seguridad a la vida de las personas. Esta necesidad fue advertida por el emprendedor tecnológico de Antofagasta (región de Antofagasta), Víctor Devia, quien hace unos 15 años lanzó al mercado SGCAS®, una plataforma de software “que permite administrar en forma efiecinte la fuerza laboral de aquellas compañías que hacen uso intensivo de mano de obra, tanto de colaboradores como de personal propio”, aseveró el emprendedor Endeavor durante una visita realizada a Puerto Montt (región de Los Lagos) en el marco de la reciente Feria Internacional AquaSur.

“Las compañías se han dado cuenta de que la única forma de tener operaciones más rentables es a través de la disciplina operacional, en donde Víctor Devialos procesos están estandarizados”, ahonda el fundador de OpenDat, cuya solución permite acreditar a las personas según sus competencias, niveles de salud y/o seguridad. “En definitiva, esta plataforma permite registrar la información, en un repositorio de datos centralizado toda la información de los trabajadores de forma que las compañías puedan cumplir con todos los aspectos legales, laborales y de seguridad exigidos en un mundo moderno”, apunta el empresario que actualmente tiene acreditado alrededor de 330.000 personas en la industria minera. Y va por más.

Salmonicultura

La industria del salmón es de clase mundial y, por esto, los mercados le exigirán un mayor cuidado de sus trabajadores. “Con esta plataforma de software se controla el acceso de las personas, en la medida que cumplan con los requistos impuestos por los mandantes, a los site en donde se realizan las operaciones productivas de las compañías, de esta manera se lleva un control estricto de las personas que ingresan a los site a realizar sus labores, aumentando exponencialmente los niveles de seguridad laboral, entre otras materias”, aclara el también emprendedor Endeavor.

El fundador de Opendat también destaca que su solución tecnológica ha tenido buena recepción porque permite disminuir los costos operacionales. “Algunas compañías que han implementado nuestro plataforma de software han visto disminuir sus costos laborales en un 15% y solo por un tema de llevar un mejor control de los colaboradores y sus tiempos de trabajo”, apunta.

Devia afirma que esta plataforma de software es tan avanzada que no requiere la contratación de personal para su operación o mantención. “Hoy podemos controlar todo a través de la nube”, apunta, mostrándose atento a los requerimientos tecnológicos que tenga la industria del salmón de Chile.

Capital humano

Hoy existen algunos elementos que hace años no estaban presentes. Uno es la valoración de las personas y, por otro lado, las compañías se han dado cuenta de que una forma expedita para ser más rentable es generando las acciones que mejoren la disciplina operacional en sus procesos de negocio, porque hoy todas las compañías tienen casi los mismos proveedores, las mismas materias primas y los mismos recursos naturales. Por lo tanto, la diferencia la hace el capital humano y la gobernancia de los procesos de negocios que rigen su operación.

En esa línea, Devia sostiene que su plataforma de software “permite acreditar a las personas y registrar todos los requisitos necesarios para laborar en dependencias de los mandantes, y así disminuir los riesgos de exposición de temas legales a las compañías, las que en último término son consolidarias de cualquier riesgo al cual están expuestas las personas en una operación del mandante”.

El proceso de acreditación finaliza con la credencialización de las personas y hoy la tecnología ofrece distintas alternativas, como las biométricas o de credenciales tipo RFID.

A su vez, OpenDat, a través de su plataforma de software, opera en algunas de las más grandes compañías de extracción de cobre del mundo, y el mercado peruano ha empezado a mirar con interés la solucion, tanto es así que ya estan exportanto a ese país a través de la adjudicación de una importante mina de oro ubicada en el distrito de Cajamarca.

¿Por qué no ha llegado a la industria salmonicultora?

El rubro minero es el primero de clase mundial y es una industria en la cual Chile tiene servicios de exportación.

La segunda industria de clase mundial es la de los salmones, pero la madurez que tiene esta no es la misma que la minería -por ejemplo, Chuquicamata cumplió 120 años como yacimiento y le quedan al menos 50 años más-.

“Pero más temprano que tarde esta industria va a tener que ponerse a la altura porque sus clientes lo van a exigir”, concluyen desde Endeavor.