x

Crecimiento de la demanda de cobre: Proyectan que será necesario agregar más de 500.000 toneladas todos los años

La estimación expuesta por Duncan Hobbs, director de investigación de Concord Resources Limited, en la Conferencia Mundial del Cobre, considera que dicho crecimiento sería a la tasa promedio que hemos visto en las últimas dos décadas.

Tras un detallado análisis de indicadores, factores y proyecciones ya realizadas sobre la producción industrial de cobre, su demanda y oferta, el director de investigación de Concord Resources Limited, Duncan Hobbs, afirmó – en su exposición en la Conferencia Mundial del Cobre, en el marco de la Cesco Week Santiago 2021 – que “si la demanda mundial de cobre continúa aumentando durante la próxima década, a la tasa promedio que hemos visto en las últimas dos décadas, hablaremos de agregar más de 500.000 toneladas a la demanda mundial de cobre todos los años”.

En su ponencia denominada “Narrativas de demanda en el mercado actual del cobre”, el profesional consideró la proyección sobre la producción industrial del metal rojo para este año.

Crecimiento producción industrial de cobre previsto para este año

“Sobre las perspectivas de la producción industrial de cobre para este año, vemos un cambio sustancial desde una disminución en la producción industrial global el año pasado del orden de alrededor del 4%, a un pronóstico aumentado por encima de aproximadamente el 6,5% para este año”, indicó el expositor.

Agregó que “la previsión de un crecimiento de la producción industrial de alrededor del 6,5% este año es más de 3 veces el promedio de los últimos 10 años. Esto es muy importante porque la tasa de cambio en la producción industrial está estrechamente correlacionada con la tasa de cambio en el consumo de cobre metálico”.

En este sentido, sostuvo que “un aumento previsto de alrededor del 6,5% en la producción industrial global será coherente con un aumento en la demanda de cobre metálico a nivel mundial de alrededor de 1,3 millones de toneladas”.

En este marco y a su juicio, “creo que ninguna discusión sobre la demanda de cobre está completa en estos días, sin mirar a largo plazo el potencial de que surja mucha más demanda de toda la transición a la energía verde”.

Análisis de noticias sobre el mercado del cobre

En su ponencia, mostró los titulares de medios de comunicación donde se habla de que  especuladores del cobre apuestan a que la agenda verde empuje el precio del metal a niveles récord.

Añadió que “la demanda de cobre de la industria automotriz se duplicará a medida que aumente la producción y las ventas de vehículos eléctricos”.

Asimismo, confirmó que “en la industria minera se mantienen cautelosos, quizás más cautelosos, que algunos inversores del mercado financiero sobre las perspectivas de los precios del cobre”.

Por otra parte, señaló que “algunas personas esperan que el crecimiento futuro de la demanda de cobre supere la tasa de tendencia a largo plazo que hemos visto en las últimas dos décadas, que por supuesto, incluyó el llamado superciclo, el superciclo impulsado por China de la década de 2000”.

A la vez, Hobbs recordó que durante los últimos 20 años, se ha visto una tasa de crecimiento anual compuesta en el consumo mundial de cobre apenas por debajo del 2,5%. Sin embargo, “el punto clave es que hay mucha confianza, mucho entusiasmo en las perspectivas a más largo plazo para la demanda de cobre más allá del actual repunte cíclico que el mercado está disfrutando actualmente, y que un alto precio del cobre, y recalco, las altas expectativas del precio del cobre seguramente alertarán la sustitución en el mercado siempre que sea posible”.

Inflación: otro factor

Por este camino, el director de investigación manifestó que “otra cosa que ha estado en muchos titulares en general, mucha charla, es el aumento o al menos la percepción de los mayores riegos de inflación. Esto se refleja, por supuesto, en cierta medida, en el aumento de los rendimientos de los bonos, aunque algunos comentaristas hacen una buena interpretación de esto y dicen que los rendimientos de los bonos están aumentando más porque el crecimiento económico se está acelerando, no tanto porque las expectativas de inflación están aumentando”.

A su parecer, “la realidad, creo, es una combinación de esas dos cosas. El punto clave es realmente la cuestión de cómo los bancos centrales pueden interpretar y responder al aumento de los rendimientos”.

Inversiones: otro elemento a considerar

Duncan dijo que “otra cosa que es muy relevante aquí en términos de asignación de inversiones, es el hecho de que los commodities se ven bastante baratos en comparación con otras clases de activos. De hecho la gente está preocupada por el riesgo de inflación o busca la diversificación de la cartera, hoy los commodities parecen ofrecer un lugar bastante bueno para asignar algo de capital”.

Paralelamente, recalcó lo ya sabido por la industria “China, es el mayor consumidor de cobre del mundo, y representó más del  50% del consumo mundial por primera  vez el año pasado. China registró importaciones récord de cobre metálico y semis, casi 5 millones de toneladas, un aumento del 45%, un nuevo récord en 2020”.

Por tanto, y considerando todo lo expuesto, el exponente finalizó con “tenemos en marcha una recuperación cíclica muy fuerte, y, de hecho, sincrónica en la economía mundial. El último pronóstico en la producción industrial apuntaría a una demanda mundial adicional de cobre este año de 1,3 millones de toneladas. Con todo eso, existe una confianza generalizada en un aumento significativo en las demandas conocidas de cobre para permitir toda la transición a la energía verde”.

Comentarios

Conectate con