“Estamos atentos al proceso de negociación colectiva que se está llevando a cabo en Minera Escondida. Esperamos que se agoten todas las instancias de diálogo, se allanen las posiciones, se consideren las lecciones aprendidas  y se llegue a acuerdo entre trabajadores y empresa”, sostuvo Diego Hernández, presidente de Sonami, luego que el sindicato de esta faena rechazara la última oferta de la compañía, amenazando con una nueva huelga en la mayor mina de cobre del mundo.

El dirigente gremial -quien fue presidente de Metales Base en BHP entre 2004 y 2010- manifestó su confianza respecto de que imperará la racionalidad y “prevalecerá el sentido común durante las etapas que aún restan en esta negociación”.

Recordó que en la pasada huelga que se llevó a cabo en este relevante yacimiento minero, perdió todo el país: “La huelga de 2017 significó una menor producción de Escondida que representó una caída de 4,7% en la producción de cobre del país y un retroceso de 2% en el PIB Minero, lo que por cierto impactó en el crecimiento del país, en las exportaciones mineras y en el financiamiento fiscal. Estamos confiados que el diálogo y las peticiones sensatas imperen en este proceso de negociación en curso”.