A partir de 2022 el consumo eléctrico de la Empresa Nacional de Minería de Chile (Enami) provendrá 100% de energía renovable. Esto, luego que la estatal adjudicara un contrato de suministro a la empresa Acciona, que entrará en vigencia en abril de este año.

El contrato PPA (por sus siglas en inglés) cubrirá el consumo eléctrico de todos los planteles de Enami, localizados en las regiones de Antofagasta, Atacama y Coquimbo, y contempla además, el consumo asociado a la modernización de la Fundición Hernán Videla Lira (Paipote).

Para garantizar la cobertura, la empresa de energía invertirá en la construcción de un nuevo proyecto fotovoltaico en el norte del país.

Cuando se complete el suministro con energía 100% renovable, a 2022, implicará evitar la emisión a la atmósfera de más de 300.000 toneladas de CO2 equivalente en centrales térmicas, según el mix de generación del país.

“Este contrato es parte de la modernización que venimos impulsando en Enami y es muy importante para nosotros, ya que es una muestra concreta de nuestro compromiso con el desarrollo sustentable de la empresa y del país», manifestó Jaime Pérez de Arce, vicepresidente ejecutivo de la estatal.

El acuerdo de compraventa de energía fue suscrito ayer en la planta fotovoltaica El Romero Solar, de Acciona, por los máximos ejecutivos de ambas compañías.

Modernización

Pérez de Arce destacó la suscripción de este contrato en el marco de la presentación del balance de gestión 2014-2018 de Enami, contexto en que subrayó que esta adjudicación les significará un ahorro de US$700.000 en consumo eléctrico este año.

Entre otros temas, el ejecutivo se refirió también al avance de la modernización de la fundición de Paipote. La fase 1 de este proyecto, que involucra una inversión de US$54 millones, debe estar lista en diciembre de este año, para cumplir la norma de emisiones. La empresa Nerin, de origen chino, suministrará la planta de tratamiento de gases de cola, cuyo montaje y puesta en marcha se proyecta para septiembre a diciembre.

La etapa 2, que implica una inversión estimada de US$760 millones en un complejo metalúrgico de clase mundial a 2022, con una capacidad de procesamiento de 700.000 tpa de concentrados y 200.000 tpa en cátodos, se encuentra hoy en el desarrollo de la ingeniería de factibilidad, estudios que, según el vicepresidente ejecutivo de Enami, estarán terminados en agosto próximo.

También indicó que han estado en conversaciones con la banca para obtener financiamiento para esta iniciativa, incluso sin aval del Estado, para lo cual se han encontrado con bastante interés.

Vea también [Enami construirá nueva planta de oro en terrenos cedidos por Codelco]

Balance

En su presentación, Pérez de Arce hizo ver que a partir de 2015 las plantas de Enami han presentado una situación de desabastecimiento de minerales, coincidente con la caída que se produjo en los precios. Destacó que a pesar de esta condición, el año pasado superaron el margen económico presupuestado en US$9,69 millones.

Asimismo, aumentaron las recuperaciones en forma global tanto de óxidos (1,17 %) como de sulfuros (0,87 %), mejorando los valores establecidos en la tarifa.

A nivel financiero, entre 2014 y 2017 se logró rebajar la deuda total de la empresa en US$48 millones. Esto, luego de disminuir los pasivos de largo plazo desde US$150 millones a US$85 millones, cerrando el año con una deuda de corto plazo de US$119 millones.