Minería Rajo Abierto: Comunidades, como actores activos

Mar 20, 2024

Más allá de la retribución económica que se espera con la realización de proyectos mineros, la industria desde su compromiso con el desarrollo del país, ha ido otorgando a las comunidades aledañas a estos, un papel protagónico cada vez mayor.

No se trata de considerar demandas sociales al azar o de manera particular, se trata de visualizar que el relacionamiento entre compañías y personas de una zona donde se emplazan proyectos mineros, es imprescindible de considerar de manera temprana y durante todo el proceso de la realización de una iniciativa minera.

Así lo dejan entre ver las compañías vinculadas al sector, como por ejemplo Codelco, quien a través de la vocería de Claudia Sandoval, gerente de Gestión Social, expresó a MINERÍA CHILENA que “para Codelco el vínculo con las comunidades es un pilar de la gestión operacional y está presente en todas las fases del proceso minero, desde la exploración hasta el cierre. Contamos con normativas y estándares alineados a las mejores prácticas internacionales, con el objeto de diseñar, ejecutar y hacer un seguimiento continuo al proceso de vinculación o relacionamiento con las comunidades presentes en el territorio donde se desarrollan proyectos u operaciones”.

“Estos estándares y procesos permean a todas las áreas operativas y buscan desarrollar un proceso permanente, enfocado en identificar y caracterizar los principales aspectos del entorno territorial, sus principales grupos de interés, las comunidades, y los principales riesgos e impactos, para minimizar o controlar efectos adversos, además de preservar el valor del entorno y la calidad de vida de las personas”, agregó.

Visión

La gerente de Gestión Social de la estatal expuso que “los principales desafíos en torno al desarrollo de las operaciones sobre la base del vínculo con las comunidades tienen relación con generar y difundir información relevante, oportuna y alineada con las preocupaciones de las personas que habitan el entorno, para fomentar las confianzas en la responsabilidad operacional y en los procesos de mejora continua de cada operación”.

“Esta relación nos permite hacer frente a otro desafío relevante, como es abrir espacios de participación y diálogo para la comprensión de procesos técnicos complejos y acortar la brecha de conocimiento para hacer seguimiento conjunto al control de riesgos e impactos. En línea con eso, es fundamental fomentar procesos colaborativos para codiseñar y ejecutar programas y planes de desarrollo del territorio”, añadió la vocera de la estatal.

En tanto, Víctor Espinoza, Superintendente de Medioambiente y Comunidades de Minera Lomas Bayas, una empresa Glencore, también se refiere al tema, externalizando que “la relación de Minera Lomas Bayas con sus comunidades está basada en el respeto que tenemos por quienes habitan el territorio que compartimos.  Desde esta mirada gestionamos nuestra participación desde el diálogo permanente y el codiseño de iniciativas que hagan sentido a las vecinas y vecinos y aporten a su calidad de vida. Durante más de dos décadas hemos mantenido un vínculo cercano, lo que nos ha permitido desarrollar programas como el Emprende Lomas, que busca fortalecer el desarrollo local financiando iniciativas que apunten a la sostenibilidad”.

En el marco de considerar el buen relacionamiento con las comunidades donde se instalan iniciativas mineras, “Codelco ha desarrollado una Estrategia de Valor Social, que busca agregar valor a los territorios en que desarrollamos proyectos o que estén cercanos a nuestras operaciones”, comentó la gerenta de la cuprífera, quien también detalla en qué consiste.

Lea el reportaje completo en el siguiente link: REVISTA MINERÍA CHILENA.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Suscríbase al Newslette Minería Chilena