x

Las mineras del norte de Chile enfrentan el desafío del arsénico

Los concentrados limpios, que representan cargos por tratamiento y refinación mucho menores, están siendo cada vez más buscados en el mercado.

(Pulso) En el desierto más árido del mundo, en Chile , el arsénico ha sido durante mucho tiempo un peligro. Hoy en día, la amenaza es menor para la vida humana que para la rentabilidad de las mineras del cobre.

El arsénico se encuentra a menudo junto con el metal rojo en la costa oeste de América del Sur, el hogar de las mayores reservas de cobre del mundo. Hasta hace poco, las mineras allí decidieron no desarrollar yacimientos de cobre que contuvieran altas cantidades de arsénico, a favor de operaciones más limpias.

Pero a medida que las grandes y viejas minas se han agotado, algunos sitios ricos en arsénico están siendo explotados, como Toromocho en Perú, del grupo estatal chino Chinalco, y el proyecto Ministro Hales de Codelco, en el norte de Chile.

El nuevo flujo de “sucio” concentrado de cobre es un signo de la menor ley del mineral a nivel mundial, y presenta nuevos retos para la industria, ya que el material no puede ser enviado directamente a las fundiciones.

Los retrasos en la tramitación de este concentrado se traducen en stocks cada vez mayores y en un aumento en los cargos por tratamiento y refinación.

El arsénico presenta riesgos para la salud y seguridad para los fundidores que refinan concentrado de cobre, el producto más básico de cobre. La mayoría de las fundiciones no procesará material que contenga más de 0,5% de arsénico.

De hecho, China, el mayor consumidor mundial de cobre, no permitirá la importación de concentrado con niveles de arsénico por encima de este umbral. Aun así, el contenido de arsénico sigue siendo demasiado alto para la importación en China.

La solución es mezclar el concentrado con el material más limpio de otra mina. Como resultado , los concentrados limpios, que representan cargos por tratamiento y refinación mucho menores, están siendo cada vez más buscados en el mercado.

Comentarios

Conectate con