El desarrollo tecnológico actual está impulsando la demanda por los recursos minerales requeridos para su producción, lo que conlleva una serie de desafíos para la industria extractiva, con miras a atender un mercado más dinámico. Esto fue abordado en el Business Summit 2019 de la Cámara Chileno Alemana de Comercio e Industria (Camchal), que este año tuvo como título “Recursos Minerales para Tecnologías del Futuro”.

Gabriele Lothholz, presidenta del Directorio de Camchal, resaltó que el encuentro fue pensado para contribuir a la discusión sobre cómo afrontar los retos del futuro, entre ellos el cambio climático, optando por un crecimiento basado en la innovación tecnológica.

[VEA TAMBIÉN: Gira a Alemania: Buscando tecnologías e inversión]

En ese contexto, hizo énfasis en los recursos que Alemania requiere en el marco de su desarrollo, así como los mecanismos que permitan una producción más sostenible y tecnológica.

Este tópico también fue abordado por el ministro de Minería Baldo Prokurica, quien aseveró que la masificación de los artefactos electrónicos, como los requeridos por vehículos eléctricos y las energías renovables, contribuyen a la calidad de vida de las personas, recordando de paso que estos diversos avances son posibles gracias a la minería.

Es así como el secretario de Estado resaltó que “sin minería no va a haber una lucha efectiva contra el cambio climático”, destacando que la movilidad eléctrica es un elemento clave para combatir el calentamiento global.

Cooperación técnica

En su intervención el ministro Prokurica también manifestó que están trabajando para que Chile “se suba a la cadena de valor”, procurando la vinculación con otros países, además de incentivar que las mineras incorporen vehículos eléctricos en sus operaciones.

Sus dichos fueron complementados por el Dr. Thomas Gäckle, director de Minería y Recursos Minerales del Ministerio de Economía y Energía de la República Federal de Alemania, quien comentó que el país europeo depende de sus importaciones, siendo Chile un socio relevante, por la magnitud de sus envíos mineros.

Junto con ello, la autoridad germana aludió a la importancia de la cooperación técnica entre ambos países, además del interés de Alemania en avanzar en el desarrollo de tecnologías como la manufactura de baterías, y la necesidad de disponer de las materias primas que sustenten esos desarrollos.