(La Tercera) Un estudio realizado por el colegio médico de la Región de Antofagasta en diciembre de 2014, reveló la presencia de arsénico y plomo en altos índices en niños de la zona.

Según el análisis efectuado a 80 menores que asisten a los jardines infantiles cercanos al puerto de la ciudad, y que incluyó tomas de sangre y orina, se detectaron en 35 casos la presencia de plomo en su organismo y en 22, de arsénico.

[Marko Razmilic: “La institucionalidad pública debe fortalecerse”]

Los resultados fueron dados a conocer por el Servicio de Salud de Antofagasta y luego ratificados por el intendente regional, Valentín Volta, quién calificó este hecho como “gravísimo”.

La autoridad detalló que de los 22 los niños afectados por arsénico, cinco presentaron 34 microgramos en su organismo y uno arrojó 43 microgramos. Este es el único fuera de la norma, fijada en 38 microgramos. Según Aliro Bolados, médico de la región, el plomo y arsénico en altas dosis pueden provocar cáncer al estómago y al pulmón.

Al respecto, el ministro (S) de Salud, Jaime Burrows, aseguró que “la primera medida del ministerio es investigar el tema, se tomaron muestras de sangre y orina a algunos niños (…) las muestras fueron positivas, si bien no dentro de un rango significativo dañino para la salud, pero evidentemente fueron positivas”.

El secretario de Estado agregó que “hay un efecto de probable contaminación” y que hay que buscar la causa. Además, confirmó que viajará hoy a la ciudad, junto a otros ministros, para analizar la situación y presentar medidas.

El estudio, financiado por el gobierno regional, le seguirá otro que buscará establecer el origen de la contaminación.

[Región de Antofagasta: Cómo avanza el uso de agua de mar en minería]

Reacciones

El senador Alejandro Guiller afirmó que “Antofagasta está en emergencia sanitaria”, añadiendo que “la evidencia sindica a Puerto Antofagasta como un foco de contaminación” y añadió que la solución inmediata es el cierre del lugar “a la espera de conocer el plan de modernización de los puertos que elabora el Gobierno”.
La diputada Paulina Núñez (RN), en tanto, planteó la necesidad de realizar una consulta ciudadana para “conocer la opinión de quienes se ven directamente afectados”.

Por su parte, Puerto Antofagasta comentó a La Tercera, que los nuevos antecedentes no permiten establecer una relación causal entre las operaciones del puerto y los fenómenos de contaminación.

Sostienen que, por el contrario, los datos disponibles permiten afirmar que Antofagasta Terminal Internacional ha sido parte de la solución en materia ambiental, tras las mejoras implementadas en 2003.