Congreso Popular anual en China fijaría meta de expansión de 7% para 2015

Mar 3, 2015

Este año es el último del plan quinquenal número 12. Las mismas autoridades chinas han dicho que 2015 es clave para la profundización de las reformas estructurales de su economía y el consenso de analistas espera que fijen un objetivo de crecimiento 0,5 puntos menor al de 2014.

(Pulso) La desaceleración de la segunda economía del mundo tiene preocupadas a las grandes potencias, los mercados emergentes, y por supuesto, a los mismos chinos. Luego de que el fin de semana el Banco Popular de China (PBoC, su sigla en inglés) recortara la tasa de interés -un cuarto de punto porcentual- por segunda vez en tres meses, este jueves empieza la Asamblea Popular Nacional de China (NPC, la sigla en inglés) donde se espera que las autoridades asiáticas establezcan un objetivo de crecimiento de 7% para 2015, el más lento desde 1990, y por debajo de la meta de 7,5% del año pasado, la cual tampoco fue alcanzada.

[Inversión de China en Estados Unidos crece US$2.000 millones en doce meses]

La Asamblea Popular Nacional está compuesta por cerca de 2.900 parlamentarios, cada congreso tiene un periodo en el cargo de 5 años y se reúnen una vez al año. El encuentro durará dos semanas.

Lo que busca China es obtener cifras de expansión más sostenibles en el tiempo, dejando atrás esos días en que la potencia asiática crecía en torno al 10% cada año. Quieren cambiar su motor de crecimiento porque sustentarse en las exportaciones y la inversión se ha vuelto insostenible. Por ello, las autoridades han elaborado un plan de reforma en varios ámbitos que buscaría que la economía se guíe por el consumo doméstico. Para ello, buscan hacer una serie de reformas estructurales al sistema chino.

En la reunión de 2014, las autoridades anunciaron que como objetivo, esperaban crecer 7,5%. No lograron la meta, pero fue por poco. El año pasado crecieron 7,4%.

Para este año, el consenso de analistas y el mercado, esperan que los chinos se fijen un crecimiento objetivo de 7%.

Así lo espera también la economista senior internacional de Scotiabank, Tuuli Mc Cully. En cuanto a las reformas, Mc Cully prevé que la profundización del rol de los mercados será uno de los temas clave en los que se plantearán reformas. “Probablemente, también podremos ver algunas conversaciones acerca del reequilibrio económico”, dijo la experta.

Las mismas autoridades chinas han dicho que 2015 es el “año clave” de la profundización de las reformas integrales y el primer año de la promoción integral del “imperio de la ley”. Además, 2015 es el último año del 12° plan quinquenal de la República de China.

Un informe del banco japonés Mizuho declara que el recorte de la tasa es una clara señal de que la economía china está lenta y que por ello, en el NPC veremos más medidas de flexibilización de la política monetaria y fiscal. A su vez, Mc Cully piensa que si bien no se harán anuncios concretos en torno a este tema, si nos darán señales del camino que se tomará.

Pero, Derek Scissors -un analista especialista en temas de Asia del American Enterprise Institute- es un poco más pesimista con respecto al encuentro. Para Scissors, la reunión del NCP “es más teatro” que otra cosa.  El analista advirtió: “Desafortunadamente, ya tuvimos un gran discurso que tomó forma en las reuniones plenarias de 2013. Ahí se prometieron reformas económicas radicales que no se han materializado”.

La discusión llega en medio de la necesidad de reformas en China, lo que podría desacelerar incluso más la economía del país. El gobernador del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, dijo el mes pasado que si en 2015 el crecimiento es más bajo, esto ayudaría a que la economía del país se consolide lo que sería una buena noticia para dar paso a mayores reformas. “Si el gobierno persigue una tasa de crecimiento demasiado alta, pospondrá la reforma estructural necesaria”, dijo Zhou.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Suscríbase al Newslette Minería Chilena