La contribución de los colegios Don Bosco a la formación de capital humano en Chile

Sep 25, 2023

Más de 2.000 estudiantes reciben una formación de excelencia, alcanzando metas y desarrollándose profesionalmente gracias a la enseñanza recibida por la institución salesiana.

En un esfuerzo por fortalecer la formación técnico-profesional en la Región de Antofagasta, se han implementado una serie de iniciativas y programas educativos que buscan preparar a los jóvenes para enfrentar los desafíos del mundo laboral actual.

Es así como desde la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA) explicaron que uno de los pilares de esta estrategia es la diversificación de la oferta educativa, que incluye una gama de programas de formación técnica en áreas como minería, energías renovables, tecnologías de la información y servicios turísticos, entre otros, lo que brinda a los estudiantes opciones variadas y también se alinea con las demandas del mercado.

Desde la gremial nortina detallaron que actualmente existen 931 liceos técnicos a lo largo del país, esto representa el 37% de la matrícula total de tercero y cuarto año medio, aproximadamente 160.000 estudiantes. Un representante de ellos son los colegios técnico-industriales Don Bosco de Antofagasta y Calama, donde más de 2.000 estudiantes reciben una formación de excelencia, alcanzando metas y desarrollándose profesionalmente gracias a la enseñanza recibida por la institución salesiana.

Al respecto, Fernando Cortez, gerente general de la AIA, sostuvo que “se ha trabajado en estrecha colaboración con la industria y el sector empresarial para asegurar que los programas educativos estén alineados con las necesidades reales del mercado. Esto se logra a través de convenios y alianzas que permiten a los estudiantes acceder a pasantías, prácticas profesionales y experiencias en el campo laboral”.

Formación integral

Otro aspecto destacado por la AIA es el énfasis en la formación integral, que va más allá de la generación de competencias técnicas. Se promueve el desarrollo de habilidades blandas, como el trabajo en equipo, la comunicación efectiva y el pensamiento crítico, para preparar a los estudiantes a enfrentar los desafíos cambiantes del entorno laboral, mencionaron.

En línea con lo anterior, desde la Asociación de Industriales de Antofagasta enfatizaron que, para asegurar el acceso a la educación técnico-profesional, se han implementado políticas de becas que facilitan la participación de estudiantes de bajos recursos y, en el caso de Calama, el establecimiento es mixto desde su fundación, integrando a mujeres en las especializaciones de electricidad industrial, explotación minera y mecánica industrial.

Desde 2006 a la fecha, los colegios Don Bosco han dotado a la Región de Antofagasta de más de 4.600 egresados; esta cifra no sólo contribuye al desarrollo personal y profesional de los jóvenes, sino que también fortalece la economía regional al proveer a las empresas de profesionales capacitados y adaptados a las necesidades del mercado.

Hoy, el Colegio Técnico-Industrial Don Bosco de Calama se encuentra en su sexta etapa de construcción, la que permitirá implementar enseñanza de primero a sexto básico, agregar dos cursos por nivel de primero a cuarto medio y un gimnasio techado para actividades deportivas y recreativas; obra que no sería posible sin el apoyo de empresas aportantes que asumen este compromiso como propio, conscientes que aún queda un largo camino por recorrer para brindar educación de calidad en nuestro país, afirmaron desde la AIA.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

    Suscríbase al Newsletter Minería Chilena

    * indicates required