x

Devolver a Chile su atractivo para la inversión minera

La presente es una columna de opinión escrita por el presidente de Sonami, Diego Hernández, sobre la pérdida de atractivo de Chile para la inversión minera, publicada en El Mercurio el domingo último.

(El Mercurio, Columna de Opinión Diego Hernández) Chile es un país pequeño: tiene solo el 0,6% de la superficie terrestre del mundo y el 0,2% de la población. A pesar de esto, es el primer productor de cobre, nitratos naturales, yodo y renio del mundo. También ocupa el segundo lugar en cuanto a molibdeno y litio y el cuarto en plata. Somos, sin duda, una verdadera potencia minera a nivel internacional y hemos sido uno de los destinos favoritos para la inversión y exploración.

La Geología y la riqueza mineral son una de las características más importantes que las empresas consideran para decidir dónde buscar y desarrollar proyectos. Si se toma solo esto en cuenta, Chile tiene un enorme atractivo. Sin embargo, la potencialidad geológica pesa el 60% en la toma de decisiones de los inversionistas. El 40% restante considera variables del ambiente político y de regulación. Es aquí donde como país hemos retrocedido.

A principios de mes se dio a conocer el resultado de la encuesta anual realizada por el think tank Fraser Institute, que mide el atractivo de los países en cuanto a inversión minera. El nuestro ha estado históricamente bien posicionado en este ranking. Orgullosamente ostentábamos los primeros lugares -en 2013 llegamos incluso al cuarto puesto- y siempre habíamos sido los mejores a nivel latinoamericano. Sin embargo, este año, el país cayó 28 posiciones con respecto a 2016, al número 39. Y, más preocupante aún, Perú nos sobrepasó al quedar en el lugar 28.

Esto es un fuerte llamado de atención para el gobierno y la industria minera nacional. Necesitamos inversiones tanto nacionales como extranjeras que contribuyan a retomar los proyectos, que son más cuantiosos a nivel mundial que los recursos financieros disponibles para ejecutarlos. Es decir, las empresas deberán elegir. Sin políticas públicas atrayentes, Chile será desplazado rápidamente por otras regiones que ofrezcan condiciones más atractivas.

La encuesta del Fraser Institute mide la percepción de la competitividad de políticas públicas tomando en cuenta la incertidumbre en la administración de la normativa vigente, las regulaciones ambientales, la duplicación regulatoria, el sistema legal y el régimen tributario. También observa la incertidumbre sobre áreas protegidas y reclamaciones de tierras en disputa, la infraestructura, condiciones socioeconómicas y de desarrollo de la comunidad, barreras comerciales, estabilidad política, regulaciones laborales, calidad de la base de datos geológicos, seguridad, y disponibilidad de mano de obra calificada. Es decir, Chile se debe enfocar en acrecentar su hospitalidad a la inversión minera

A pesar de que no hemos avanzado hacia una regulación más competitiva, estamos levemente más optimistas. Tenemos condiciones aún atractivas para que vuelva la inversión. La cartera de proyectos no desarrollados en carpeta es competitiva desde el punto de vista técnico. Por lo tanto, si hacemos un esfuerzo por atraer la inversión minera, podríamos volver a ver un gran flujo de nuevos proyectos ejecutados en el país.

Por de pronto, ya sabemos dónde están nuestras debilidades. Según el mismo informe Fraser, debemos mejorar las regulaciones laborales, contratos de trabajo y huelgas, la incertidumbre sobre áreas protegidas, base de datos geológicos, condiciones socioeconómicas y desarrollo de la comunidad, régimen tributario, sistema legal, reclamaciones de tierras en disputa y la incertidumbre en la regulación ambiental.

Por otra parte, también tenemos fortalezas que mantener: la administración de la normativa vigente, duplicación regulatoria, infraestructura, barreras comerciales, estabilidad política, seguridad y disponibilidad de mano de obra calificada.

En consecuencia, seguimos contando con favorables condiciones para invertir en minería a largo plazo. Debemos usar las instancias internacionales, como nuestra próxima participación en uno de los eventos mineros más importantes a nivel mundial, el Prospectors & Developers Association of Canada (PDAC) como oportunidades para renovar nuestras confianzas en las potencialidades que tenemos.

Debemos reaccionar y tomar esto como una oportunidad. Es momento de ser proactivos y realizar acciones concretas para que las inversiones retornen a Chile. Es importante eliminar las incertidumbres que generan proyectos de ley tramitados o en trámite y acelerar los plazos de otorgamiento de permisos para dar a los inversionistas coherencia regulatoria. Así, cuando mejore el mercado, el país estará en condiciones de llevar adelante proyectos competitivos. Es el momento de actuar.

Diego Hernández, presidente de SONAMI.

Comentarios

Conectate con