x

Importaciones de bienes de capital cierran 2014 con caída de 20%

Según el Banco Central, compras de maquinarias y equipos descendieron 54% el año pasado.

(La Tercera) El pronunciado declive que exhibe la inversión desde mediados de 2013, y que comenzó a profundizarse el año pasado, ha ido de la mano de una fuerte contracción de las importaciones de bienes de capital: principalmente maquinarias y equipos para la producción.

[Chile cierra 2014 con superávit comercial de US$8.560 millones]

Datos publicados ayer por el Banco Central corroboran ese vínculo y muestran que las entradas de bienes de capital sumaron US$ 12 mil millones en 2014, equivalentes a una caída de 20% respecto del ejercicio anterior. Se trata del segundo descenso anual consecutivo y el peor desempeño de esta variable desde 2009.

En este ítem, destaca el resultado de las importaciones de maquinarias y equipos para la minería y construcción, que se contrajeron 54%. Las compras de camiones y vehículos de carga retrocedieron 26% y las de otras maquinarias 13%, entre otros.

A nivel agregado, las importaciones totales sumaron US$ 68 mil millones, una baja anual de 8,7%.

Aunque el mejor desempeño del sector transable ha contribuido a compensar el débil deterioro de la demanda interna el último año, los datos del BC dan cuenta de una nula variación de las exportaciones, que sumaron US$ 76 mil millones. Con esto, la balanza comercial sumó un saldo positivo de US$ 8.560 millones en 2014.

“No hay que perder de vista que la caída del año pasado comenzó en realidad a mitad de 2013, por lo que llevamos cerca de 18 meses de caída en esta variable. Este es un ajuste muy intenso y bastante inédito”, destaca Rodrigo Cerda, de Clapes UC.

Angel Cabrera, de Forecast Consultores, subraya que “el desempeño de las importaciones son reflejo de la caída de la inversión, que este año seguirá cayendo entre 2% y 3%, con un retroceso de las entradas de bienes de capital de entre 7% y 8%”.

Cerda añade que el pobre desempeño de la inversión se relaciona además con mayores brechas entre la capacidad instalada y el dinamismo efectivo de la economía.

“Estos excesos de capacidad instalada obedecen entre otros a una sensación de menor crecimiento potencial y a un menor nivel de capital deseado por la reforma tributaria. Hay expectativas empresariales que están siguiendo un patrón de caída y que por el momento no muestran repunte”, afirma.

Expectativas

Las proyecciones del BC en su último Ipom señalan que el año pasado cerrará con una caída de 6,2% en la inversión, la que en 2015 volvería a crecer a un modesto 1,9%. Según el ente emisor, las importaciones crecerían 3,7% este año.

Gonzalo Sanhueza, de Econsult RS Capital, dice que una mejora ya se observa marginalmente en los últimos meses del año pasado, destacando que en diciembre las entradas de bienes de capital muestran un importante incremento (24%).

“Si bien las cifras anuales son a la baja, lo que se ve durante el mes de diciembre apunta a que las importaciones están en aumento”, dice Sanhueza.

Rodrigo Aravena, economista jefe de Banco de Chile, subraya que aunque no es esperable este año una caída de la inversión similar a la de 2014, sí es relevante mirar con especial atención la evolución de las entradas de bienes de consumo, especialmente de bienes durables, que cayeron 19%.

“Si bien no habría un cambio de tendencia en las cifras de demanda, sí existiría una nueva composición, con un consumo más débil -lo cual era esperable y adelanta un deterioro del mercado laboral- pero con una inversión restando menos al crecimiento”, subraya.

Comentarios

Conectate con