(El Mercurio) Entre el 23 de marzo y el 6 de abril del año pasado Estados Unidos y China comenzaron su batalla arancelaria. En esa oportunidad, cerca de 130 productos, tanto norteamericanos como chinos –acero, aluminio, agroindustria, vino, entre otros-, se vieron impactados por un alza de aranceles de ambos lados, que fueron de entre 10% y un 25%.

Desde ese entonces y hasta inicios de junio de este año, se han sucedido cuatro episodios de aumentos de aranceles, que han involucrado a un total de 23.582 productos. Chile no ha quedado indemne a estas medidas.

[Sigue leyendo sobre este tema en la edición impresa del diario]