El ministro de Minería, Baldo Prokurica, junto al vicepresidente de Operaciones de Los Bronces, Patricio Chacana, encabezaron la puesta en marcha del primer proyecto de paneles fotovoltaicos flotantes sobre un depósito de relaves, el cual fue instalado en el sector del posón Las Tórtolas.

La iniciativa piloto, la primera en su tipo a nivel mundial, busca reducir la tasa de evaporación de agua, mejorando además la calidad del recurso hídrico y disminuyendo la proliferación de algas.

Cabe señalar que Los Bronces recircula entre el 70% y el 80% del agua del proceso, lo que permite abastecer un 45% del requerimiento total de la operación.

Junto con ello, a través de la iniciativa será posible generar 86 kW de energía eléctrica, lo que equivale al abastecimiento de 70 viviendas, permitiendo de esta manera cubrir parte del consumo de las operaciones de la minera.

El ministro Prokurica consideró que el piloto que desarrolla Anglo American es «una iniciativa que otras empresas mineras deben incorporar y, por supuesto, nosotros como Ministerio y el gobierno del Presidente Piñera estamos preocupados del tema de los tranques de relaves, no sólo desde la arista de la seguridad, de la reconversión, sino también de incorporar este proceso que significa ocupar estos espacios que hoy día tienen los tranques de relaves, para generar energía y utilizar mejor el agua en los procesos mineros».

Isla flotante

La planta solar, que está conformada por 256 paneles fotovoltaicos de 330 watts de capacidad cada uno, se ubica sobre una isla flotante, tiene una extensión de 1.200 metros cuadrados, y se conecta a un sistema de anclajes con el fin de mantenerla en su posición.

Dicho sistema de anclaje resiste vientos de hasta 210 km/h y puede adaptarse a un aumento y disminución del nivel del tranque de 25 metros.

La minera tiene previsto monitorear durante un año la implementación del piloto, considerando la interacción entre la isla, el tranque de relaves y los procesos de la faena.

Patricio Chacana, vicepresidente de Operaciones de Los Bronces, indicó que «hemos podido evitar la evaporación de cerca de 1.200 metros cúbicos al año, lo que equivale a unas 100 piscinas llenas de agua». Según el ejecutivo, lo que hoy son 1.200 metros cuadrados de proyecto, tiene un potencial «que podría ser de hasta 40 hectáreas, pero para ello tenemos que estar muy seguros de que lo que estamos probando hoy lo podamos ir sosteniendo desde el punto de vista físico, de los cambios de altura y tamaño de la laguna, y poder proyectarlo en el tiempo, con lo cual el potencial de beneficio en energía podría llegar hasta 40 MW de potencia, y salvar hasta 30 o 40 litros por segundo de evaporación».