(El Mercurio) Luego del alentador comienzo de año, en que los mercados accionarios se encaminaban a recuperar, en parte, lo perdido en 2018, ayer chocaron con la realidad. Los temores de que la guerra comercial entre Estados Unidos y China se intensifique, sumados a la reducción de proyecciones por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) generaron una ola de ventas que afectaron los principales índices accionarios del mundo, ayer.

Lo que habría generado que la incertidumbre por las relaciones comerciales se reactivara fue un reporte del Financial Times, que reveló que Estados Unidos se habría negado a negociar asuntos preliminares con China como, por ejemplo, en el ámbito tecnológico, antes de la segunda ronda de conversaciones que ambas potencias tendrán la próxima semana. Pablo Ormazábal, analista de Vision, comentó, además, que “hubo algunos rumores de que se habría cancelado la reunión entre altos personeros de EE.UU. y China para continuar las negociaciones del acuerdo comercial, rumor que luego fue rechazado por los asesores económicos del Presidente Trump”.

Francisco Soto, gerente de renta variable de Tanner Investments, comentó que el retroceso de los índices globales “viene de la reapertura de EE.UU. tras el feriado del lunes y que está, a su vez, reaccionando al débil dato de PIB en China, el recorte en las estimaciones de crecimiento del mundo por parte del FMI y el reporte de que Washington habría rechazado una oferta de China para discusiones preliminares”.

Índices en negativo

Ayer, la gran mayoría de los principales índices accionarios cayeron, excepto la Bolsa de Colombia que anotó un leve avance de 0,36%. En Wall Street, el Dow Jones retrocedió 1,22%, el S&P 500 cayó 1,42% y el Nasdaq disminuyó 1,91%. Si bien los índices estadounidenses abrieron a la baja ayer, incorporando las noticias del lunes -en que estuvieron cerrados por el feriado del día de Martin Luther King-, al conocerse que Estados Unidos no estuvo de acuerdo en negociar preliminarmente con China, el S&P profundizó su retroceso.

En Europa, los índices cayeron en línea con el resto del mundo, aunque continúan teniendo sus propias preocupaciones ante la incertidumbre de qué sucederá finalmente con el Brexit. El Euro Stoxx 50 cayó 0,39%, el FTSE 100 de Reino Unido bajó 0,99% y el FTSE MIB de Italia anotó un retroceso de 1,03%. En Asia, la tónica fue igual. El CSI 300 de China cedió 1,33% y el Nikkei de Japón cayó 0,47%.

En Latinoamérica, el Ibovespa de Brasil retrocedió 0,94% y el Merval de Argentina cedió 3,57%. Por su parte, el principal índice accionario local, el IPSA, anotó una baja de 1,01%, hasta los 5.401,13 puntos, su mayor retroceso desde el 20 de diciembre del año pasado, cuando bajó 1,11%.

Luego de su mayor racha alcista en la historia, en que subió 16 días anotando un incremento de 8,91%, el selectivo local ya acumula dos jornadas consecutivas a la baja en las que retrocede 1,42%. Con esto, en lo que va de mes y año sube 5,79%.

Según los analistas, la baja en el IPSA está directamente relacionada con los factores externos. Luis Méndez, gerente general de Banmerchant Capital, afirmó que “el mercado local cayó al igual que las bolsas internacionales, ante los temores de la desaceleración global que afectaría particularmente a China”. Por su parte, Martina Ogaz, analista de estudios de inversiones de EuroAmerica, comentó que su caída fue “siguiendo al Ibovespa, sobre todo porque hay varias empresas relacionadas. También puede ser, en parte, corrección porque también lo hemos visto que ha subido bastante desde que partió el año, así es que debe estar un poquito entre Brasil y corrección”.

Los montos transados del IPSA ayer retrocedieron 77,4%, pasando de $609.745 millones el lunes, a $137.847 millones. Sin embargo, pese a que el IPSA ha caído esta semana, las expectativas para su rentabilidad en 2019 son positivas. Esto, sobre todo luego que el 2018 el índice tuvo una variación negativa de 8,25%. Así, desde Tanner prevén que finalizará el año en torno a los 5.800 puntos, mientras que Pablo Ormazábal, de Vision, es aún más optimista y estima que llegará a los 5.900 puntos.