(Mercurio de Antofagasta) María Olivia Recart fue la primera mujer en llegar a la vicepresidencia de Asuntos Corporativos de BHP, transformándose en una de las ejecutivas más poderosas del país y referencia en temas de paridad género en un rubro donde la presencia femenina es cercana al 10%.

Recart llegó en 2010 a la compañía encargada de las operaciones de Minera Escondida, el mayor productor privado del mundo. La economista anteriormente trabajó como subsecretaria de Hacienda en la primera administración de Bachelet, donde mostró un carácter que la hizo ganar fama por ello.

Por eso su salida no es nada de menor y causó sorpresa tomando en consideración el poder que tenía en la compañía. No puede olvidarse que fue bajo su impulso y convicción se desarrollaron proyectos como Creo Antofagasta, el arribo de Puerto de Ideas, Teatro a Mil y una serie de otras vinculaciones de Escondida con la comunidad local.

Personalidad

Las razones de la salida de Recart son un misterio, salvo que arribará como rectora de la Universidad Santo Tomás.

Asimismo, las especulaciones son variadas. Por ejemplo, que había un agotamiento tras casi una década, pero también hay cuestionamientos y el que más se repite es el manejo que tenía, tanto interna como externamente.

Un ejemplo es el manejo que tuvo con las críticas sufridas por Escondida por parte de varios líderes locales los últimos meses.

La última visita conocida de Recart a Antofagasta ocurrió en abril pasado, con motivo de la inauguración de la planta desaladora de Coloso. En esa ocasión tuvo un altercado con Marko Razmilic, presidente de la AIA, que no pasó desapercibido ante ejecutivos de BHP y del gobierno que observaron la escena.

Con estos y otros episodios se ganó la antipatía de varios líderes locales y también las críticas privadas de varios personeros de Escondida a quienes no gustaba su estilo a veces muy frontal y rudo.

Asimismo, nadie desconoce sus capacidades. Reconocen que estaba encima de los temas y era muy detallista.

“Todos le decimos ‘Malala'”, recordó Akemi Fukushi, exasesora en Comunicaciones y Asuntos Externos de Escondida en la época que la exsubsecretaría asumió el cargo.

La periodista explicó que el nombramiento de la economista fue un momento “a nivel país”, porque marcó un hito en temas de género.

“Cuando asumió era un poco raro ver a una mujer en un cargo tan alto, la minería históricamente había sido una actividad muy machista. Pero esta situación no duró mucho tiempo, porque luego hubo una mayor presencia femenina”, puntualizó Fukushi.

La exasesora comunicacional destacó que el gran carácter de Recart fue clave para introducirse en el mundo minero, que en 2016, alcanzaba una fuerza laboral femenina levemente superior al 8%, según un estudio de la Cepal.

“En un comienzo, en las reuniones que participaba por lo general estaban compuestas solo por hombres. Ahí destacaba su gran carácter para hacer valer sus planteamientos y opiniones”, precisó la periodista, quien sostuvo que eso terminó siendo valioso para su gestión, al tener una mirada global de los temas.

El exalcalde de Mejillones, Marcelino Carvajal también la conoció muy bien. En su opinión, Recart tenía un estilo marcado y siempre tuvieron buenas relaciones, por lo que su percepción del trabajo ejecutado es positiva.