Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Escondida: se complica negociación tras rechazo de empresa a petitorio del sindicato

Vocero de los operadores dijo que si la compañía persiste en esta actitud el conflicto será declarado, haciendo alusión al desenlace del proceso.

(Diario Financiero) Tal como se esperaba, la negociación colectiva de Escondida, la minera privada más grande del país que opera BHP Billiton, se complicó.

Lo anterior porque a las 11 horas de ayer la empresa comunicó a los trabajadores del sindicato N°1 de la faena, el que agrupa a unos 2.500 trabajadores, el rechazo absoluto de todos los puntos del petitorio presentado días antes por este grupo en el marco del proceso reglado de tratativas entre las partes.

En el documento, los trabajadores pedían un reajuste del 7% y un bono de término de cierre del proceso por $ 25 millones, el más alto pagado pedido nunca en la industria minera local. A ello sumaban, además algunos incentivos ligados a la productividad de los operarios la que, declara el sindicato, es la más alta del sector, incluso a nivel internacional, pese a que respecto de 2015, en 2016 tuvieron mil trabajadores menos, debido al plan de reducción de costos aplicado por la empresa.

Carlos Allendes, director del sindicato y vocero de esta entidad, explicó que la respuesta de Escondida produjo molestia en todos los estamentos de los trabajadores no sólo en el sindicato, pues el petitorio fue elaborado y aprobado en votación por las bases del movimiento.

Añadió que la empresa no sólo rechazó sus solicitudes sino que además, en su contestación, les planteó una reducción de beneficios que ya estaban acordados y operativos en el marco del convenio colectivo vigente.

“La empresa está demostrando una actitud patronal y de abuso que pensábamos había terminado en este país, porque no sólo está rechazando el proyecto completo de convenio que le presentamos, sino que hace el desprecio de quitarnos beneficios que hace años conquistamos”, aseguró el director del sindicato.

Añadió que si Minera Escondida persiste con esta actitud en lo que resta del proceso, es posible asegurar que el conflicto está declarado, haciendo alusión a la posibilidad de repetir la huelga realizada en 2006, la que se prolongó por 25 días.

“Con la actitud de la empresa en este momento y si no hay un cambio en la segunda etapa de conversación directa que comenzará ahora, ya podemos asegurar que el conflicto está abierto, porque nos dan a entender que no tienen una buena intención al tratar de desviar nuestra atención de la búsqueda de nuevos beneficios”, explicó Allendes.

La empresa sólo confirmó la entrega de la respuesta al petitorio y en una breve declaración a medios regionales precisó que mantenía “casi todos los beneficios del contrato actual”, mientras los trabajadores acusan recortes en bonos de vivienda, sistemas de cálculos de bonos y de los beneficios de salud que reciben, entre otros puntos.

Votación a fines de enero

Allendes explicó que en los próximos días se iniciarán las rondas de negociación directa con los representantes de la empresa, las que deberían extenderse hasta el 23 de enero, cuando esperan estar en condiciones de llevar a las bases una última propuesta de la empresa y votarla al día siguiente.

Si el resultado de esta última gestión es negativo, se daría paso a los buenos oficios o la mediación por parte de la Dirección del Trabajo, tras lo cual se concretaría la huelga.

Adelantó el dirigente que previo a estas instancias no está prevista la realización de ningún tipo de manifestaciones por parte de los trabajadores, pues la intención del sindicato es actuar al alero de los procedimientos fijados en la Ley.

Temas Asociados