Cochilco proyecta comportamiento de las inversiones y la producción cuprífera en el corto y mediano plazo

Ene 17, 2024

El presidente de Sonami, Jorge Riesco, expuso la importancia de contar con medidas que impulsen el desarrollo de nuevos proyectos.

La Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) presentó, en dependencias de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), el estudio “Cartera de Inversión Minera y Proyección de Producción de Cobre en Chile 2023-2032”.

En el marco de la actividad, la directora de Estudios y Políticas Públicas de Cochilco, Patricia Gamboa, aseguró que “Chile mantendrá su liderazgo en términos de inversión minera y producción de cobre en la próxima década”.

Además, precisó que entre 2023 y 2032 “se registran iniciativas de inversión en Chile, en proyectos de cobre, oro, hierro, litio y minerales industriales por un total de US$ 65.700 millones”.

De acuerdo con el informe, se retiran diez proyectos considerados en la cartera 2022 por un valor total de US$20.461 millones. Seis de los diez proyectos retirados de la cartera se deben a la finalización de su desarrollo en 2023 por un monto de US$7.770 millones.

En ese contexto, la profesional de Cochilco sostuvo que “los proyectos Greenfield, que habilitan nuevos yacimientos y minas, comprenden un total de 16 proyectos con una inversión de US$13.891 millones, de este monto el 53% corresponden a proyectos de extracción de cobre y el 19% a la extracción de oro”; además, mencionó que “dentro de estos proyectos destaca: Santo Domingo de Capstone Copper y Vizcachitas”.

Al respecto, Patricia Gamboa manifestó que “Chile continuará siendo el principal productor de cobre del mundo, con un 25% de participación hacia 2034”. En esa línea, afirmó que “esperamos que nuestro país alcance una producción de cobre de 6,43 millones de toneladas en 2034, creciendo a una tasa promedio anual de 1,7% desde 2023”.

En tanto, respecto a la distribución regional, la profesional comentó que “la suma de las inversiones en Antofagasta y Atacama asciende a US$34.030 millones, lo que representa un 52% de la inversión total en minería para este periodo. La región de Atacama se destaca no sólo por la magnitud de su inversión, sino que también por la diversidad de su cartera de proyectos. Cuenta con un total de 18 proyectos, de los cuales US$3.821 millones están destinados a minerales que no son cobre”.

Visión de Sonami

En la ocasión, el presidente de Sonami, Jorge Riesco, afirmó que el estudio sobre la cartera de inversión minera “confirma una nueva disminución en proyectos de inversión en la industria minera, como ya habíamos advertido”.

A su vez, el titular de la gremial destacó que “el informe es claro al mostrar una caída de 53 a 49 proyectos considerados y una reducción del monto total de inversiones de aproximadamente un 11% con respecto al año pasado. Desde 2017 no teníamos cifras tan bajas, lo que es motivo de preocupación”.

Riesco complementó que, de acuerdo al informe, “algunos proyectos salieron del catastro porque ya entraron en operación, pero preocupa que no tengamos otros de reemplazo. Celebramos, por supuesto, la inclusión de seis nuevos proyectos a la cartera, los cuales contribuyen con 6.307 millones de dólares. No son yacimientos nuevos, tema de gran relevancia para aumentar la producción nacional, pero nos alegra que las empresas sigan apostando por un futuro en lo que a la industria minera chilena se refiere”.

De igual forma, el presidente de Sonami expresó que, en este escenario, “será importante avanzar en los proyectos anunciados recientemente por el Gobierno, para agilizar permisos y modificar el sistema de evaluación ambiental. Vale la pena aprovechar esta oportunidad para hacer una revisión lo suficientemente profunda para obtener resultados relevantes. Los anuncios mencionan una reducción de plazos de un mínimo de 24%, que es algo menor a la expectativa derivada del compromiso asumido durante la tramitación del royalty minero”.

En cuanto a la proyección de producción de cobre, el titular de la gremial, recordó que “Sonami ha advertido la situación de estancamiento que muestra la producción de cobre desde hace más de 18 años y la necesidad de que la autoridad adopte las medidas necesarias para incentivar el desarrollo del sector en sus distintos niveles”.

Finalmente, Riesco mencionó que el gremio minero ha propuesto a los ministros de Hacienda, Economía y Minería un conjunto de medidas pro crecimiento sectoriales que, ahora, están contenidas en la propuesta que entregó la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) como alternativa al pacto fiscal del Gobierno.

Consideramos que estas medidas no sólo incrementarán nuestra producción y eficiencia, sino que también aportarán recursos significativos al fisco, lo que se traducirá en una mayor capacidad para enfrentar los desafíos sociales que nos apremian. Ello no es menor si consideramos que, de acuerdo a nuestros cálculos, por cada millón de toneladas extra de producción de cobre fino por año, el fisco podría recaudar más de US$1.268 millones anuales, considerando un precio promedio de US$3,61/lb, aporte que podría incrementarse con precios más altos”, expuso Jorge Riesco.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena