AFP aúnan posiciones para defender su participación en el Caso Cascadas

Nov 12, 2013

La postura confrontacional de Julio Ponce frente a las administradoras por las transacciones que se le cuestionan las llevó a reaccionar en bloque.

(Diario Financiero) Las AFP salieron ayer a asumir una posición común para defender su participación en el caso Cascadas, tras enfrentar una serie de críticas por su rol en este episodio. Mediante un inserto en los medios de comunicación, las administradoras rechazaron los cuestionamientos y reiteraron su compromiso de defender los intereses de los afiliados.

Para las AFP el punto de inflexión frente al Caso Cascadas tiene relación con la solicitud del presidente de SQM, Julio Ponce, a la SVS de investigar operaciones de las administradoras con acciones de las sociedades cascada entre los multifondos.

Según fuentes de la industria, el que se “metiera en el mismo saco” las transacciones que llevaron a cabo las AFP con las que investiga el regulador respecto de Ponce y sus cercanos, entre las sociedades cascada, era “gravísimo y mal intencionado”.

Mientras, otro actor de la industria señala que la defensa de Ponce intencionalmente toma algunas de las operaciones realizadas en un día para hacer ver un escenario que no sería tal, desmintiendo por completo que se hayan vendido acciones desde un multifondo a otro de la misma AFP, pudiendo perjudicar a los afiliados.

Según señala el presidente de AFP Cuprum, Hugo Lavado, “el núcleo de la declaración es que las AFP siempre han operado en busca del mayor beneficio para los fondos, por eso es inaceptable la comparación con las operaciones de los accionistas controladores”. A eso agrega que, el que se diga que para las AFP es indiferente si los fondos suben o caen, porque las comisiones están aseguradas, es totalmente erróneo. “Uno de los principales ingresos de las AFP es el resultado del encaje, que se debe invertir en los mismos instrumentos en que están invertidos los Fondos de Pensiones, el cual es muy relevante ya que son US$ 1.650 millones que las AFP tienen con posiciones iguales a los multifondos que administran”.

Cascadas de papel


Sin embargo, todo apunta a que el tema cascadas no acaba aquí para las AFP. Esto, sobre todo tras las declaraciones de Guillermo Larraín, ex superintendente de Pensiones y Valores y actual miembro del comando de Michelle Bachelet, quien el fin de semana, en una entrevista a El Mercurio, señaló que las inversiones en las sociedades cascada por parte de las AFP no tenía justificación, llamándolas sociedades de papel.

El argumento fue desestimado ayer por especialistas. Eduardo Walker, del Centro de Gobiernos Corporativos PUC, señala que “la crítica ignora la visión de portafolio, que es lo que importa en finanzas”. Y agrega que habitualmente estas acciones se transan con un gran descuento respecto al valor de las inversiones que realizan, lo que típicamente implica un buen potencial de ganancia. Claro, esto no es gratis, hay riesgo y otras razones que pueden explicar este descuento, pero en el contexto de los fondos de pensiones, que son portafolios diversificados, la mayor parte de este riesgo es diversificable”.

Mientras, un ex ejecutivo del sector agrega que “después de la batalla somos todos generales”, y explica que “las cascadas son sociedades de inversión, que tenían en el activo acciones de Soquimich, que se transaban en la Bolsa de Comercio, que contaban con la aprobación de la Comisión Clasificadora de Riesgo, por lo que estaba autorizado que los inversionistas institucionales invertieran en ellas”.

De hecho, sólo hace una semana, la Superintendencia de Pensiones quitó de la lista general de acciones locales para invertir algunas de las cascadas.

Tensiones internas


En menos de doce meses han ingresado dos nuevos controladores a la industria de las AFP. Se trata de Principal y Metlife, quienes además de adquirir Cuprum y Provida respectivamente, también entraron a reordenar los integrantes de la asociación gremial que agrupa a las administradoras. A eso se suma al ingreso de Grupo Sura, en 2012 tras tomar el control de AFP Capital.

Dicho reordenamiento de fuerzas al interior de la Asociación de AFP significó diferencias entre los actores, principalmente en lo que respecta a las preocupaciones por el tono que ha adquirido el debate respecto de las reformas al sistema de pensiones, situación que habría generado ruido principalmente entre los nuevos integrantes.

En este contexto, Lavados –quien asumiera el cargo tras la toma de control de la administradora por parte de Principal- niega que al interior de la asociación gremial haya conflictos. “La asociación ha funcionado armónicamente. Como en todo tipo de organizaciones de este tipo existen puntos de vista distintos sobre ciertos temas, sin embargo, hay un principio básico que es común, y es la obligación que tienen las AFP de mantener en todas las circunstancias su propósito de obtener el mayor beneficio para los cotizantes y pensionados”, señaló.

Experiencia aprendida


Con su nueva estrategia las AFP aparentemente estarían tratando de evitar que se repita lo que ocurrió con el aumento de capital de Enersis, el año pasado.

En aquel momento las administradoras se enfrentaron al controlador y se mostraron en contra de la capitalización, dado que no se cumplían las exigencias de la Ley de Sociedades Anónimas cuando se trata de operaciones entre partes relacionadas.

Luego de dicha operación, en que la evaluación al interior de las administradoras es muy positiva, principalmente porque lograron reducir la operación en US$ 1.800 millones, la percepción de la ciudadanía no sería la misma.

Tras realizar una encuesta, entre los afiliados no hay una visión del rol que cumplieron las administradoras frente a dicho caso. “Considerando todo lo que se escribió y habló del aumento de capital de Enersis y del rol que jugamos, la gente no lo percibe. Incluso tiene una opinión negativa”, señala un ejecutivo del sector.

A partir de esas conclusiones, la industria ahora estaría tomando un papel más proactivo ante el caso cascadas para mostrarle al público que están tomando cartas en el asunto.

El bullado episodio que protagonizaron Endesa España con las AFP y los demás accionistas minoritarios de Enersis, tuvo lugar el año pasado.

Esto, luego de que Enersis anunciara un aumento de capital por US$ 8.020 millones, al cual su controlador Endesa España acudiría con el aporte de activos, y no con efectivo como lo deberían hacer el resto de los accionistas de la compañía.

Tras el anuncio, las administradoras reclamaron ante el regulador que se trataba de una operación entre partes relacionadas, por lo que debían regirse por mayores exigencias que un aumento de capital normal.

Tras las negociaciones entre las administradoras y el controlador, y luego de que la SVS le diera la razón a las primeras definiendo la operación como entre partes relacionadas, se logró disminuir el monto del aumento de capital en cuestión en un 25,7%, llegando a los US$ 5.986 millones, finalmente.

Así, a fines del año pasado, en una junta de accionistas que duró cinco horas, se aprobó la capitalización, a la cual finalmente concurrieron las administradoras.

El episodio fue considerado un éxito por el sector, sobre todo por el hecho de lograr reducir el aporte en capital que las AFP debieron hacer en la operación. Sin embargo, el episodio habría resultado indiferente para la percepción ciudadana.

Fuente / Diario Financiero

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados
Suscríbase al Newslette Minería Chilena