Los 10 principales riesgos económicos para el próximo año

Dic 11, 2014

El banco británico HSBC dio a conocer sus proyecciones sobre los principales riesgos para el próximo año. Entre ellos, una recesión global, una severa fortaleza del dólar, el ajuste anticipado de la Fed y la inacción del Banco Central Europeo.

(Pulso) ¿Qué pasaría si el mundo vuelve a caer en recesión cuando ya no queda mucha munición disponible?

Es la escalofriante pregunta que se hace el banco británico HSBC en un informe sobre los 10 principales riesgos económicos para el próximo año. A juicio del banco, los principales riesgos se dividen en tres categorías: de crecimiento, políticos y de mercado.

1.Recesión global

Algunos piensan que China es vulnerable, creando algunos temores para el resto del mundo emergente. Otros se preocupan del riesgo de un colapso en los precios de activos a medida que se ajusta la política monetaria, mientras la eurozona podría estar al borde de un colapso deflacionario. “Si en circunstancias normales una desaceleración en el crecimiento global ya sería mala, en las anormales circunstancias actuales, las consecuencias serían incluso peores”, sostiene el informe. ¿La razón? Las opciones son inexistentes o muy riesgosas, dado que las tasas de interés están en mínimos históricos, el balance de los bancos centrales es enorme y la posición fiscal de las economías se ha deteriorado.

2.Frágil periferia, frágil núcleo

Según el reporte, no está claro que el éxito de la economía alemana pueda emularse fácilmente en el resto del viejo continente y en un intento por hacerlo, Alemania podría sufrir. “Alemania lo ha hecho mejor que otros. Sin embargo, si los otros quieren reducir sus costos laborales, en el margen las empresas alemanas perderían competitividad”, asegura HSBC. En parte el éxito exportador de Alemania dependió del auge de los mercados emergentes, pero ese boom ya pasó. Según el banco, un factor positivo sería que si Alemania cae en recesión, esto lo llevaría a repensar su estrategia en favor de un estímulo, lo cual, de todas maneras, sería dar un paso adelante luego de dos pasos para atrás, según HSBC.

3.Aterrizaje forzoso en China

¿Podría el gigante asiático desacelerarse de manera dramática a 6% o quizás, 4%? “Si lo hiciera, las implicancias globales serían enormes: precios de commodities mucho menores, una pérdida del impulso comercial, shocks en los mercados de acciones y un mayor descontento respecto del sistema financiero”, destaca HSBC. Algunos comparan con lo que ocurrió con Japón a fines de los ‘80, pero el informe dice que en comparación con esa situación, el PIB per cápita de China todavía es muy bajo, sugiriendo que hay mucho espacio para ponerse al día. Por otra parte, según el reporte, el presidente Xi Jinping podría estar cómodo con un período corto de menor crecimiento si habla en serio con las reformas microeconómicas.

4.Reformas de los mercados emergentes

Los mercados emergentes han perdido su brillo en los últimos años y por estos días India es quizás el único de los BRIC que los inversionistas encuentran particularmente atractivo, gracias a las altas expectativas del gobierno de Narendra Modi. Algunos han realizado reformas para contrarrestar el crecimiento. “Pero ¿qué pasará si la historia cambia en 2015 y los políticos de los mercados emergentes entregan cambios estructurales profundos? Claramente, los beneficios económicos tomarán un largo período en materializarse”, destaca HSBC.

5.Ajuste prematuro de la Fed

El Banco de Japón en 2000, el Banco Central Europeo en 2011 y el Banco Central de Suecia también en 2011. ¿Qué tienen en común? Los tres elevaron las tasas anticipadamente, creyendo erróneamente que sus economías habían vuelto al camino correcto. Pero en los tres casos se vieron obligados a revertir la política. Ese es, a juicio de los economistas de HSBC, otro de los riesgos para el próximo año, que la Reserva Federal estadounidense pueda hacer un ajuste prematuro, poniendo en jaque la recuperación de la economía de ese país.

6.Decepción del BCE

Con las palabras del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, de que el organismo hará “lo que tenga que hacer para elevar la inflación y las expectativas inflacionarias lo más rápido posible, tal como nos exige nuestro mandato de estabilidad de precios”, la expectativa de que el BCE comience a comprar bonos de gobierno a comienzos de 2015 se ha vuelto un consenso. El problema, según HSBC es qué pasaría si esto no ocurre pese a ser necesario.

7.Política monetaria en Japón

Si la inflación no repunta en Japón, probablemente tendrán que tomar una vía que ningún banco central ha tomado antes: lanzar los helicópteros, un intento más agresivo de asegurar un repunte, en el cual la autoridad fiscal establece su predominio por sobre la monetaria. El endeudamiento del gobierno se eleva de manera considerable y los bonos del gobierno se venden directamente al banco central, que emite dinero a cambio. ¿Los riesgos? La moneda podría colapsar y los residentes podrían querer deshacerse de su dinero rápidamente, temiendo un futuro incremento en la inflación, según el banco británico.

8.Severa fortaleza del dólar

Un dólar muy fuerte representaría un colapso en la confianza en los regímenes monetarios en el resto del mundo y podría ser inútil en Latinoamérica, donde demasiadas economías ya enfrentan una mezcla de alta inflación, recesión y una mala posición de balanza de pagos, destaca el informe.

9.Repunte del precio del petróleo

La fuerte caída del precio del petróleo podría revertirse. De acuerdo con el informe de HSBC, todo apunta a una recuperación en la demanda por crudo de la OPEP en 2016, y hay una posibilidad de que la recuperación de los precios tome a los mercados por sorpresa.

10.Agujeros de liquidez

El último riesgo para HSBC sería si las fuertes caídas en la liquidez de mercado se vuelven más comunes. “El flash crash de octubre de 2014, que vio a los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidenses desplomarse en cosa de horas, fue quizás una señal anticipada de un fenómeno que podría volverse una característica más regular de los mercados el próximo año: volatilidad causada por una falta de liquidez de mercado”, advierte el banco británico.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados
Suscríbase al Newslette Minería Chilena