Israel Chemicals muestra interés por SQM

Mar 23, 2015

El gerente general de ICL cree que la chilena tendría un “buen ajuste” con sus operaciones y encajaría en su plan de expansión.

(La Tercera) ICL, la cuarta mayor empresa de Israel en términos de ventas, mostró su interés por SQM, haciendo subir los títulos de la empresa chilena por primera vez en 10 días.

Stefan Borgas, director ejecutivo de Israel Chemicals, dijo a Bloomberg que la compra de SQM haría “un buen ajuste” con sus operaciones.

La posibilidad de que la canadiense PotashCorp venda su participación ha crecido al mismo tiempo que sus diferencias con el accionista controlador de la firma, Julio Ponce.

PotashCorp ya había anunciado en diciembre que estaba realizando una revisión estratégica de sus inversiones en empresas que no controla y los eventos de la última semana, que incluyen la renuncia de sus tres representantes al directorio en medio de duras acusaciones de falta de transparencia en el manejo del escándalo sobre financiamiento electoral, podrían apurar una decisión.

Borgas no dijo si se había acercado a SQM o a PotashCorp, que también es accionista de ICL, y reconoció que sería una operación de tamaño importante.

[Presentaron las primeras demandas colectivas en Nueva York contra SQM]

“Es un gran bocado, pero ciertamente lo examinaremos”, dijo Borgas en la entrevista con Bloomberg.

ICL, que el año pasado registró ventas por US$ 6.100 millones, cotiza en la Bolsa de Tel Aviv, con una capitalización de mercado de unos US$ 8.830 millones. SQM, en tanto, tiene un valor en bolsa de US$ 5.720 millones, luego de las bruscas caídas de los últimos días.

“SQM es una empresa de buena calidad, al menos en lo que respecta a sus activos”, señaló Borgas. “Estaríamos interesados si hubiera alguna combinación operacional”.

Accionista común

ICL es controlada por el empresario israelí Idan Ofer, quien tiene el 46% de la propiedad. El segundo mayor accionista, con el 14%, es PotashCorp, que en 2012 hizo una oferta de compra por la israelí.

La propuesta no prosperó debido a la oposición de políticos y trabajadores israelíes. ICL también forma parte de la cartera de activos que Potash tiene en revisión.

La canadiense dijo el miércoles que por el momento no tiene planes de vender sus acciones en SQM, y que la evaluación estratégica aún tardará algún tiempo.

Expansión internacional

La firma israelí inició en 2013 un ambicioso plan de expansión llamado El siguiente paso, que persigue apalancar sus múltiples materias con soluciones de alta tecnología para crecer en los mercados que participa: agricultura, alimentos y químicos especializados.

La empresa comenzó a cotizar sus acciones en Nueva York en septiembre, lo que podría ayudarle a conseguir capital para financiar su expansión internacional. En diciembre informó que invertiría US$ 500 millones en un joint venture para el desarrollo de fosfatos en China y completó la adquisición del 100% de Fosbrasil, comprando la parte de sus socios Vale y Prayon.

Según la nota de Bloomberg, las oportunidades fuera de Israel se han vuelto más atractivas para la firma a medida que crecen sus problemas domésticos.

ICL enfrenta un impuesto extraordinario a las ganancias de empresas de recursos naturales en 2017 y no ha conseguido la aprobación ambiental para una mina de fosfatos en el país. Además, se ha enfrentado con sus sindicatos por los despidos contemplados en su plan de elliminar costos por US$ 350 millones para 2016.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados
Suscríbase al Newslette Minería Chilena