x

Proyecto estudia incertidumbre por uso de energías renovables en la transición energética chilena

Iniciativa estuvo a cargo de un equipo de investigadores de la UAI, se extendió por tres años e involucró fondos por $450 millones.

Con el propósito de estudiar la adaptación de los sistemas energéticos chilenos al cambio climático, en diciembre de 2020 un grupo de académicos e investigadores de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), Facultad de Ingeniería y Ciencias y Escuela de Negocios, se adjudicaron el Proyecto Anillo ACT-192094, que analizó diversos aspectos para evaluar el uso de energías renovables en la transición energética con miras a alcanzar una reducción significativa (o total) de emisiones de CO2 hasta 2050.

El proyecto estuvo a cargo de un equipo de investigadores de la UAI, se extendió por tres años e involucró fondos por $450 millones. Tito Homem-de-Mello, académico de la Escuela de Negocios UAI; Javiera Barrera, Roberto Cominetti, Eduardo Moreno, Daniel Olivares y Francisca Jalil-Vega, académicos de la Facultad de Ingeniería y Ciencias UAI; desarrollaron modelos matemáticos para estudiar distintos aspectos de la transición energética.

Los ejes de investigación fueron la cuantificación de la incertidumbre del clima para usar fuentes renovables, tales como eólicas, hidrológicas y solares en los sistemas energéticos (para proveer electricidad y calefacción), la planificación energética para definir la mejor inversión en la matriz energética con cero emisiones de CO2 en 2050, y el impacto de las energías renovables en los mercados eléctricos.

Tito Homem-de-Mello, director del proyecto, profesor titular de la Escuela de Negocios UAI y miembro del Centro de Transición Energética (CENTRA) de la Facultad de Ingeniería y Ciencias UAI, destacó las proyecciones de los resultados de este estudio como contribución no solo a la toma de decisiones en materia de políticas públicas energéticas, sino también de inversión en proyectos de investigación e innovación por parte de universidades y de la misma industria. Añadió: «Chile necesita que hoy se tomen decisiones sin saber con certeza lo que sucederá mañana en materia energética. Para cuantificar la incertidumbre del futuro uso de energías limpias alternativas usamos modelos matemáticos sofisticados, de modo de entender esos procesos y generar soluciones predictivas apoyados en datos obtenidos de distintas fuentes académicas y del Ministerio de Energía. Por ejemplo, los modelos toman en cuenta la correlación temporal y espacial entre plantas de energía renovables, las cuales dependen del clima, que ya supone un desafío matemático importante».

El especialista explicó que analizar la adaptación de los sistemas energéticos al cambio climático implica además evaluar distintos aspectos, como son los riesgos físicos asociados a eventos extremos de la naturaleza resultantes del cambio climático, como son huracanes, aluviones, incendios, que afectan a los sistemas energéticos y que seguirán sucediendo, así como otros desafíos técnicos en cuanto a diseñar redes resilientes y confiables. Durante la investigación también se incluyeron aprendizajes de la transición energética en otros países, así como la incorporación del hidrógeno verde; no obstante, el proyecto dio a luz modelos matemáticos específicos para la realidad chilena, considerando sus leyes, geografía y recursos.

Por su parte, Carlos Toro, jefe de la Unidad de Planificación Energética e Innovación del Ministerio de Energía, señaló: “alcanzar la carbono neutralidad antes de 2050 es un desafío país que requiere del trabajo conjunto entre los diferentes agentes de la sociedad, en particular, el sector público, el sector privado, la academia y la sociedad civil. En ese sentido, la investigación, el desarrollo y la innovación son la base del trabajo técnico que nos encamina hacia un futuro sostenible. Esta búsqueda continua por encontrar las mejores soluciones, y además educar sobre las consecuencias por la inacción frente al cambio climático, es una responsabilidad de todo sector, de modo que los distintos proyectos de investigación como la UAI permiten aportar de manera sustancial en una toma de decisiones informada, fomentando condiciones de mercado idóneas para el futuro energético, así como precios competitivos. Las nuevas herramientas logradas y los temas levantados en este trabajo de la UAI nos ayudarán a entender y representar mejor las características territoriales que diferentes personas vivirán a lo largo del país y serán un insumo esencial para la Planificación Energética de Largo Plazo y para el desarrollo de la infraestructura estratégica y de interés nacional que habilitará este mandato de ser carbono neutrales”.

En tanto, para Daniel Olivares, director del Centro de Transición Energética (CENTRA) de la Facultad de Ingeniería y Ciencias UAI, «los efectos del cambio climático en nuestro país amenazan con reducir la disponibilidad de nuestros recursos energéticos y la confiabilidad de nuestras redes de suministro, impactando negativamente nuestra actividad económica y la calidad de vida de la población. Por tanto, es de la máxima importancia entender la naturaleza de los nuevos riesgos que podríamos enfrentar con cada vez más frecuencia y severidad, y a partir de ello adaptar nuestra regulación y modelos de gestión para que el sector energético en su conjunto pueda adaptarse de forma eficiente y segura».

Actividad de cierre

El cierre de este proyecto Anillo ANID se realizará con el seminario «Desafíos y herramientas para la adaptación de los sistemas de energía al cambio climático», el viernes 20 de enero, entre 8:30 y 12.30 horas, en formato presencial (UAI Sede Errázuriz, ubicada en Av. Presidente Errázuriz 3485, Las Condes).

Durante la actividad se mostrará el desarrollo de nuevos modelos matemáticos y métodos computacionales, que surgen para dar apoyo al sector privado y público en la adaptación de los sistemas y mercados energéticos a las grandes incertidumbres y riesgos derivados del cambio climático.

El encuentro además contará con la participación del invitado noruego Asgeir Tomasgard, profesor de la Norwegian University of Science and Technology (NTNU), director del Norwegian Centre for Energy Transition Strategies (FME NTRANS) y del NTNU Energy Transition Initiative; de Francisco Muñoz, ex-académico UAI y actual director de investigación en Generadoras de Chile AG; de Renato Cabrera, decano interino de Facultad de Ingeniería y Ciencias; y de Juan Carlos Jobet, decano de la Escuela de Negocios UAI, ex ministro de Minería y Energía.

Inscripciones para el seminario.

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]