x

International Copper Association: El 2019 es un punto de inflexión en electromovilidad

Desde la asociación estiman que la demanda del metal rojo irá en aumento en este nicho, de acuerdo a las proyecciones de circulación de buses, camiones y autos eléctricos.

Fleming Voetmann, vicepresidente de Asuntos Públicos de la International Copper Association (ICA), destaca que 2019 es un año relevante para la expansión de camiones eléctricos comerciales y autobuses eléctricos.

[Te podría interesar leer “Las claves del acuerdo que impulsa la electromovilidad en Chile“]

El ejecutivo señala que “en 2017, el mercado de vehículos eléctricos (VE) experimentó un crecimiento récord ya que las ventas globales aumentaron un 54% a 3.1 millones de autos. Aunque impresionante, la IEA (Agencia Internacional de Energía) predice que esta tendencia continuará y llegará a 125 millones de vehículos para 2030, lo que significa que uno de cada seis o más autos nuevos en el mundo será eléctrico”.

Este escenario sería posible debido a que muchas compañías de automóviles han anunciado que fabricarán solo vehículos eléctricos en el futuro, además de que en algunas ciudades del mundo las autoridades locales ya están prohibiendo la circulación de autos convencionales en ciertas zonas.

Factor China y la industria del cobre

El vicepresidente de ICA releva el rol de China, afirmando que –según un informe de Bloomberg New Energy Finance- este país “agrega aproximadamente 9.500 autobuses eléctricos cada cinco semanas, el tamaño de toda la flota de Londres”, agregando además que China sigue siendo el líder en tecnología de ahorro de energía y vehículos ecológicos.

En este contexto, destaca el rol de la industria minera. “Según las estadísticas de Shanghai Brilliance Consulting, la cantidad de cobre en los autobuses eléctricos de China puede alcanzar un promedio de 224 – 369 kg por unidad. Como se proyecta que la nación tendrá 5.000.000 de vehículos eléctricos en 2020, se estima que el uso de cobre en VE para el transporte en China supera las 300.000 toneladas. Cuando se incluye el metal rojo en la infraestructura de carga, el uso total de este mineral generado por la nueva industria de vehículos eléctricos puede superar las 400.000 toneladas para 2020”, afirma Fleming Voetmann en conversación con el Centro de Estudios del Cobre y la Minería (Cesco).

Oportunidades para Chile

El ejecutivo estima que Chile estaría bien posicionado para ejecutar un rol relevante en un futuro bajo en carbono.

“Con el aumento de la demanda de cobre y otros metales también siguen mayores expectativas sociales para una producción sostenible de cobre. El gobierno chileno y la industria del cobre comparten un fuerte compromiso con la sostenibilidad, incluida la necesidad de más energía renovable, más reciclaje del agua, más desalinización y un enfoque continuo en la salud y la seguridad. La sostenibilidad mejorada a menudo conduce a una mayor productividad, produciendo más con menos. En los últimos años, hemos visto inversiones impresionantes e importantes tanto en nuevas tecnologías como en energías renovables y agua que son realmente prometedoras”, dice Voetmann.

Comentarios

Conectate con