Alfredo Ovalle se suma a la carrera por el preciado cobalto en Chile

El Grupo Errázuriz también tiene pertenencias en sectores clave, según un estudio de la Corfo.

(La Segunda) Alfredo Ovalle, el ex presidente de la Sonami y de la CPC, acaba de cerrar un trato que podría ser el puntapié inicial para sumarse a la explotación de uno de los minerales con mejores proyecciones para los próximos años: el cobalto.

Tras una meteórica alza de casi 200% en su valor desde principios de 2017 —hoy se cotiza en el mundo en torno a los US$95.000 la tonelada—, el cobalto tiene proyecciones aún incalculables gracias a su papel clave en el auge que tendrá la electromovilidad en el mediano plazo.

El empresario, a través de la sociedad SCM Carrizal Alto, firmó una opción la semana antepasada con la Chilean Cobalt Corporation (CCC), sociedad representante del fondo norteamericano Genlith, liderada por el ex subsecretario de Minería de Michelle Bachelet, Ignacio Moreno.

Con esta operación, los estadounidenses tienen derecho exclusivo de exploración en el sector de Alto Carrizal, a unos 50 km al norte de Freirina, en la Región de Atacama, para evaluar dentro de los próximos años si económicamente sería rentable una operación comercial, en la que Ovalle también podría participar.

Además de su rol gremial, Ovalle no es desconocido en el sector. Su familia es dueña de Minera Las Cenizas —que él preside—, una empresa mediana que tiene dos operaciones de cobre, en Cabildo y Taltal. Producen unas 33.000 toneladas anuales y emplean cerca de 2.000 trabajadores, entre directos e indirectos, según la información disponible en su web.

¿Qué es el cobalto?

Hace poco más de una década, el cobalto se utilizaba principalmente para aleaciones. Pero tras la popularización de aparatos energizados con baterías de litio, como los celulares, el mineral ha registrado un nuevo boom que ahora se está viendo impulsado nuevamente por la perspectiva de que el mercado de los autos eléctricos siga creciendo.

“Hoy, la demanda está compuesta principalmente para su uso final en baterías recargables, que ocupa el 45% de la demanda, y con su uso para superaleaciones (15%)”, comenta el managing director del Boston Consulting Group en Chile, Agustín Costa. “Hacia 2025 estimamos que podría más que triplicarse la demanda de 2015”, agrega.

Así, el valor del cobalto pasó de los US$32 mil por tonelada a principios de 2017 hasta los US$95 mil en la actualidad. A esto se suma que podría haber una escasez de oferta, luego que empresas como Apple y Samsung anunciaron que dejarán de importar cobalto desde la República Democrática del Congo, el principal productor mundial, con 55% del mercado; es decir, en torno a las 60.000 toneladas.

Eso sí, cabe destacar que el cobalto se mueve en un mercado pequeño. A diferencia del cobre, no se transa en ninguna bolsa y su comercialización se da directamente entre productores y clientes. Según la United States Geological Survey, se produjeron 123 mil toneladas en 2017.

El mineral se utiliza para reforzar parte de las piezas de una batería a través de las cuales se cargan y descargan, mejorando la eficiencia de ese proceso.

Errázuriz y Callejas

La CCC ya había firmado en enero un contrato similar con los Callejas Molina, una de las ramas herederas del pionero de la minería Paulino Callejas, que además tienen distintas pertenencias en el país. Las que poseen de cobalto están en el distrito San Juan, también cerca de Freirina.

Esta es una de las cuatro zonas que tienen cobalto en Chile, según un estudio de la Universidad de Chile y la Corfo publicado en diciembre de 2017. Además de las de San Juan y Alto Carrizal, las otras están en el Cajón del Maipo —no es posible explotarlas por la calidad de reserva natural— y en el sur de Coquimbo, en la zona de Tambillos.

Es ahí donde entra el tercer actor relevante del cobalto: el Grupo Errázuriz, dueño de una parte importante de las pertenencias mineras en esa zona. Fuentes del grupo explicaron que actualmente se encuentran analizando los relaves de su faena de cobre Tambillos para establecer cuánto cobalto podrían extraer de ellas y evaluar su factibilidad económica.

Y aunque los proyectos en las pertenencias de los Callejas y de Ovalle se encuentran en una etapa temprana para definir una inversión o la capacidad productiva, según Moreno, las faenas podrían “consideran inversiones entre US$80 millones y US$100 millones”.

¿Dónde está el cobalto? Las desconocidas reservas en Chile

Según estimaciones de MarketPulse, las reservas de cobalto del planeta alcanzan 150 millones de toneladas. El Congo lidera el ranking con un total de 3,4 millones de toneladas de reservas, seguido de 1 millón de toneladas en China y 500 mil en Cuba. Chile no aparece especificado en la lista, aunque un ítem de “otros países” índica reservas por 690 mil toneladas. A nivel local, aún no hay especificidades sobre el potencial de este recurso.

Comentarios

Conectate con