Mineras versus inclemencias climáticas: El caso de Collahuasi

Conformación de refugios y protocolos especiales de seguridad están entre las medidas que se aplican para evitar que el Invierno Altiplánico y las temperaturas bajo cero impacten en sus operaciones.

Ilustrar la forma como las compañías mineras se preparan para afrontar condiciones climáticas y geográficas a menudo adversas es el objetivo de este especial de tres capítulos, donde se mostrarán las medidas que se han incorporado en yacimientos tanto de la zona norte como central de Chile y en el que se abordarán los casos de minera Collahuasi y algunas divisiones de Codelco.

Capítulo I: Minera Doña Inés de Collahuasi

Fenómenos como la lluvia y la nieve no son un tema que se limita a las mineras de la Zona Central, sino que también es una realidad que viven las compañías del norte chileno. Un ejemplo de ello es la minera Doña Inés de Collahuasi, cuyas operaciones se emplazan a 4.400 metros de altura sobre el nivel del mar, en la zona altiplánica de la Región de Tarapacá.

Llurcan Acuña, gerente de Seguridad y Salud Ocupacional de la empresa, explica que los principales fenómenos climáticos que deben afrontar son el invierno altiplánico (que normalmente se extiende entre diciembre y marzo) y el invierno del Hemisferio Sur.

El ejecutivo detalla que “en el caso del invierno altiplánico, se presentan tormentas eléctricas, rayos, granizo, visibilidad reducida, ventoleras, lluvia intensa y aumento de caudales que pueden cortar caminos. Mientras que durante el invierno del Hemisferio Sur se registran: bajas temperaturas, nevadas, hielo, viento intenso, viento blanco, nieve levantada por el viento, congelamiento de caminos y baja visibilidad”.

Acuña comenta que frente a estos escenarios “tenemos procedimientos normales y especiales, contemplados dentro de lo que se denomina Operación Invierno, como por ejemplo: definir y mantener refugios para ser utilizados durante eventos extremos; definir normas, procedimientos y recomendaciones de seguridad para el desempeño laboral y el tránsito durante condiciones extremas y mantener comités de crisis, entre otros”.

Agrega que “la Operación Invierno y sus líderes, tiene como principal objetivo mitigar el impacto negativo de los eventos climáticos y meteorológicos extremos, que pueden afectar tanto a las personas como la operación de la compañía. Para lo cual este plan tiene el mandato de actuar antes, durante y después de los eventos, con el fin de lograr los objetivos antes planteados”.

Comentarios

Conectate con