x

Mineros insisten en negativo impacto del fin al DL 600

Sociedad Nacional de Minería (Sonami) anunció un exhaustivo estudio sobre la propuesta de Bachelet antes de determinar su potencial impacto en la inversión.

(Pulso) Nada contentos quedaron en el sector minero tras los anuncios efectuados ayer por la presidenta de la República, Michelle Bachelet, al dar a conocer los lineamientos principales de la reforma tributaria.

Si bien se trata de uno de los puntos fundamentales de su plan de gobierno -y varios de sus pilares ya habían sido enumerados durante la campaña- para la minería se trata de un tema complejo y que se debe analizar en profundidad.

“Vamos a estudiar en profundidad la iniciativa legal que ha anunciado hoy (ayer) el gobierno, por tanto antes de pronunciarnos en detalle queremos conocer el contenido del proyecto de ley y, así, poder determinar el efecto que podría tener en la inversión”, explicó el presidente de Sonami, Alberto Salas.

El representante legal planteó que el gremio minero hará un profundo estudio al respecto, para conocer cuál será el impacto en la inversión de estas medidas, una vez que se conviertan en ley.

Asimismo, Salas señaló que el sector tiene claro que el país necesita recursos adicionales para cumplir con las modernizaciones que requiere en diversas materias. “La industria minera está consciente de las necesidades que tiene el país, particularmente en educación y salud, y por ello vamos a analizar detalladamente el proyecto de ley”, añadió el líder de la minería.

Un tema fundamental para esta industria lo constituye el DL 600. El instrumento, que ampara el Estatuto de Inversión Extranjera y que establece un período de invariabilidad tributaria para nuevas iniciativas, podría ser derogado, de acuerdo con la intención que tiene el gobierno de la Nueva Mayoría según se dio a conocer ayer.

Para Salas, este es un tema que se debe estudiar con mucha detención, pues ha cumplido un rol favorable para el crecimiento de esta actividad.

“Nos preocupa su eventual derogación, especialmente por el hecho que ha otorgado certezas a las compañías extranjeras a la hora de invertir en Chile”, sostuvo Alberto Salas.

A través del instrumento creado en 1974, las inversiones extranjeras directas hacia nuestro país superan los US$90.000 millones, significando el grueso de la inversión total a Chile durante las últimas décadas.

Comentarios

Conectate con