x

Sierra Gorda: La ilusión del wifi en medio del desierto

Vecinos, posta, carabineros y bomberos son algunos de los beneficiados con el proyecto que impulsado por el municipio y cuya instalación fue financiada por una minera.

(La Segunda) Hace sólo seis años los habitantes de Sierra Gorda soñaban con que la luz eléctrica durara más de tres horas al día. Pero las cosas cambiaron rápido y a poco andar el anhelo de este poblado ubicado literalmente en medio del desierto -equidistante de las prósperas comunas de Calama y Antofagasta- fue integrarse a un mundo del que se sentían totalmente desconectados. Una ilusión que está a punto de convertirse en realidad.

La comuna se hizo famosa porque el anterior alcalde irrumpio durante la grabación de la película de James Bond “Quantaum of Solace”. Ahora el municipio impulsó un programa con la Minera Esperanza, del Holding Antofagasta Minerals, del grupo Luksic, la que aportó cerca de US$250 mil para financiar la instalación del sistema de conexión wifi gratuito para el pueblo y la incorporación de señal por fibra óptica en sus principales edificios públicos.

Hoy, desde cualquier punto de la localidad -parte de la comuna de Sierra Gorda, que también incluye el pueblo de Baquedano-, además de sus casas, espacios públicos, escuela, carabineros, posta y bomberos, entre otros, las 650 personas que viven podrán acceder a internet rápido y gratis, con una clave que ayer comenzó a entregar la municipalidad con su número de rut.

Menos familias separadas y deserción escolar

Uno de los beneficios de este proyecto que más valora la comunidad es que los jóvenes y niños ya no tendrán que alejarse para hacer sus tareas y trabajos. En la localidad no existe un liceo, pero si la Escuela Caracoles -reconocida por sus buenos resultados en el Simce-, lo que obliga a los adolescentes a dejar de vivir con sus padres a muy temprana edad y establecerse en Calama o Antofagasta para cursar su enseñanza media, o bien trasladarse todos los días y volver por la noche, después de hacer sus tareas.

Pese a que algunos hogares hicieron el esfuerzo de contratar internet en sus casas, su funcionamiento era muy interrumpido y muchas veces no lograban tener conexión. Hacer los trabajos estudiantiles se volvía toda una complicación y varios jóvenes que partían a estas comunas terminaban desertando.

Los padres están felices. Estela Ramos es madre de cuatro hijos, tesorera del centro de padres y apoderados de la escuela y del club deportivo y valora el wifi. “Tengo niños estudiando, algunos en Calama. Viajan todos los días y están allá desde las seis de la mañana hasta las ocho de la noche haciendo tareas, porque acá la biblioteca no es muy completa y no tenía internet. Además, muchas veces deben mandar sus trabajos por correo electrónico”, asegura.

La Escuela Caracoles cuenta con alrededor de 70 alumnos y está empeñada en insertar a sus estudiantes en los cambios tecnológicos que está viviendo el país.

Una de sus profesoras, Ninoska Galleguillos, dice que el colegio no sólo se ha convertido en una instancia para aprender, sino que también en un lugar de encuentro y recreación para una generación que no halla otra forma de entretenimiento en el pueblo. “Muchos de nuestros alumnos siguen viniendo a clases cuando se acaba el año escolar, porque les gusta”, cuenta.

Carla (9) valora la llegada de wifi al lugar. “Vamos a poder hacer mejor nuestras tareas, porque con wifi vamos a sacar más información, más rápido y no vamos a tener el problema de que se nos caiga internet o que tengamos que turnarnos para ocupar los computadores que sí están conectados”, piensa.

Siete cámaras de seguridad conectadas

Otros que están contentos son los carabineros. Según el sargento segundo Leonardo Astudillo, contar con wifi “es un avance importante, ya que esta localidad está bastante alejada de Calama y Antofagasta”. Comenta que varias personas que intentaban comunicarse con otros sitios, por emergencias y trámites recurrían a ellos, “pero nosotros tampoco teníamos internet”.

Tanto en Sierra Gorda, como en otras ciudades del país, Carabineros trabaja coordinado con los juzgados y fiscalías de Santiago, lo que dificultaba aún más las labores de los funcionarios, quienes recibían las citaciones, notificaciones y órdenes de arresto con un retraso de hasta dos meses, lo que les “impedía cumplir con el procedimiento como corresponde”. Internet cambió este escenario y ahora podrán recibir estos documentos vía correo electrónico.

De acuerdo al sargento, trámites tan simples como las constancias por extravío o robo de documentos, que ya no se hacen en Carabineros, se deben informar al Registro Civil vía sitio web y esto sin internet no es posible. “Además, tenían que viajar a ambas ciudades para hacer sus trámites de locales comerciales, Impuestos Internos y para responder algún correo electrónico, concurrir a un cyber de Calama o Antofagasta”, detalla.

Lo mismo pasaba con sus once subalternos, quienes viven alejados de sus familias y cuyo único método de comunicación era el celular.

Adicionalmente, en la comisaría se instalaron siete cámaras de vigilancia conectadas, a través de fibra óptica, a los puntos críticos de la localidad, que ya están funcionando y permiten monitorear constantemente.

 

Municipio quiere liceo minero

Si bien la comuna apareció en los medios tras el polémico episodio que protagonizó su anterior alcalde, Carlos López, con la productora de una de las últimas películas de James Bond -porque, a juicio del edil, daba una mala imagen a la comunidad-, hoy el perfil de este pueblo está dado por su fuerte relación con la minería.

“La actividad que mueve a la comuna es la minería”, reconoce su actual alcalde, José Guerrero, y sostiene que hay siete empresas dedicadas a este rubro dentro de su circunscripción. “Es muy importante que las mineras que están con nosotros, y creo que así lo han entendido, sepan que trabajar en conjunto en esta responsabilidad social nos beneficia a todos, porque ellos pueden cumplir sus metas y nosotros como ciudadanos podemos tener adelantos y mejorar nuestra calidad de vida”, puntualiza.

El timonel anticipa que para el próximo año su administración está enfocada en sacar adelante el proyecto de un liceo minero, para lo cual ya se encuentra negociando con las compañías.

 

Mujeres “bomberas”

El Cuerpo de Bomberos de Sierra Gorda tiene una particularidad. Está compuesto por 16 voluntarios, de los cuales 7 son mujeres.

Débora Paredes es su directora y asegura que no hay diferencias de género. “Aquí todos hacen de todo, sin distinción”, recalca.

Cree que uno de los principales beneficios de la llegada de wifi, es que mediante internet les será más fácil cotizar elementos necesarios para cumplir con su labor, sumado a la fácil comunicación que podrán tener tanto con Antofagasta como con Calama, para efectos de colaboración, además de que “cuando haya emergencias climáticas, las noticias serán mas inmediatas”.

 

Exámenes médicos por correo electrónico

Aún cuando Sierra Gorda queda apartado de las grandes ciudades, al parecer tiene un encanto natural que hace que personas que están de paso por la zona, terminen quedándose. Fue el caso de Alberto Briones, conductor de la ambulancia, quien llegó desde Osorno mochileando y se instaló en esta localidad, hizo su vida y hoy tiene una familia. Trabaja con Marianela López, quien desempeña funciones de paramédico en la posta rural. Y ambos están conformes con la red de internet inalámbrica.

“Wifi va a servir para mantenernos informados. Esta es una posta rural y no tenemos médico todos los días. Cuando esté en Baquedano nos vamos a poder comunicar con él, con un mail le podemos presentar el caso clínico y él enviarnos el tratamiento. Lo mismo con los exámenes de los pacientes”, dice la paramédico.

 

Subtel: 12 millones con internet

El subsecretario de Telecomunicaciones, Jorge Atton, afirma que durante este Gobierno el proyecto público-privado “Todo Chile Comunicado” habilitó con telefonía celular y banda ancha móvil a 1.474 localidades rurales e incomunicadas, beneficiando a más de 3 millones de chilenos.

Así, a 2013 un 70% de los hogares está conectados a internet: 12 millones de personas usando la red. En 2009, el porcentaje alcanzaba el 39% de la población, 7 millones de chilenos. Durante 2014 se espera conectar 543 localidades incluidas en la licitación de 4G, sumadas a las adjudicatarias en el concurso de 700 Mhz, las que cuales deberán ofrecer servicios de telefonía móvil e Internet en otras 1.281 localidades aisladas, 503 colegios y 13 rutas equivalentes a más de 850 kilómetros.

Comentarios

Conectate con