Codelco, más cerca de su internacionalización

Sus exploraciones en Brasil han arrojado resultados positivos, mientras en Ecuador avanza en un Estudio de Impacto Ambiental.

(La Tercera) La internacionalización de Codelco está cada vez más cerca de concretarse. En 2012, la estatal partió con exploraciones en el distrito de Carajas, al norte de Brasil, y ya tiene resultados concretos. Hace unos meses, cuenta su gerente de exploraciones, Jorge Camacho, se interceptó un cuerpo mineralizado en los pozos de sondaje, que, se estima, podría ser “de interés”. Dada esta situación, dice, “se espera que a fines de esta década se ingrese a la planificación un nuevo recurso minero en el entorno de los yacimientos actuales y, por qué no decirlo, uno avanzado en el extranjero”. En esa proyección se incluye a Ecuador, que también ha arrojado señales positivas.

En Brasil, la cuprera está trabajando a través de su filial Codelco Do Brasil junto a un socio local, Pan Brasil. El proyecto, llamado Liberdade, está en el estado de Pará, que se caracteriza por la extracción de mineral, la que se concentra en la Sierra de Carajas, donde hay hierro, magnesio, piedra caliza y oro, entre otros. En la zona, la firma está explorando, con terceros, una cartera de más de 400 mil hectáreas de propiedades.

Miles Thompson, CEO de Lara Exploration, empresa junior dedicada a la búsqueda de yacimientos y que trabaja en Liberdade, dijo en octubre pasado que pese a que el trabajo ha sido más lento de lo esperado, por las desafíos regulatorios de Brasil, “seguimos siendo muy optimistas sobre el potencial de este proyecto”.

Entre abril y junio, específicamente, se terminaron 13 perforaciones y se interceptó una nueva área cercana a Fortuna Sul. Camacho agrega que en los sondajes se halló una mineralización por 197 metros, con una ley media de 0,65% de cobre y 118 ppb (partes por billón) de oro.

En Ecuador, por otra parte, también se ha avanzado. De acuerdo con el ejecutivo, se han estado revisando las áreas ofrecidas en el convenio de exploración que Codelco tiene firmado, desde 2011, con la estatal ecuatoriana Enami EP.

En este joint venture la operadora chilena tiene el 49% de participación. Camacho detalla que a la fecha ya se han evaluado más de 20 prospectos, siendo uno de ellos el proyecto Llurimagua, ubicado en el norte andino de ese país. Autoridades locales han calculado que el potencial yacimiento podría convertirse en uno de los más emblemáticos para Ecuador, por su potencial de probables reservas de cobre, de acuerdo con estudios preliminares.

“Junto a Enami EP se está realizando el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) necesario para obtener la licencia ambiental, que es el requisito previo para iniciar los sondajes”, explica. Para la estatal ecuatoriana, Llurimagua, con una extensión de unas 4.839 hectáreas, podría comenzar su explotación hacia el año 2017.

Ecuador ha impulsado una serie de normas legales, desde 2008, para desarrollar su potencial minero. Su intención es convertirse en un jugador importante del mercado mundial de minerales, por sus importantes reservas de oro, cobre y plata. Para eso, en junio de este año aprobó reformas a una ley de minería, con el objetivo de atraer inversión extranjera en esta industria y diversificar los ingresos del Estado, reduciendo su dependencia del petróleo.

Colombia, que quiere potenciar el desarrollo minero, igualmente es de interés para Codelco. Sin embargo, los trabajos ahí han sido más lentos. “Estamos trabajando sobre la base de un memorándum de entendimiento suscrito con el Ministerio de Minas y Energía de ese país. Hasta ahora se están revisando zonas de interés, pero aún no se han reconocido oportunidades”, adelanta Camacho.

Potencial chileno

Este año, la estatal rebajó su plan de inversiones para exploraciones en 10%, llegando a los US$ 53 millones, y de esta manera dejó atrás la histórica inversión realizada en 2012, que alcanzó a los US$ 65,6 millones.

Según Camacho, el ajuste se realizó “conforme a las restricciones presupuestarias para la corporación”. La situación será similar en 2014. “La empresa está en un proceso de ajuste financiero”, advierte el ejecutivo. Pero la rebaja en los montos, sostiene, “no afectará significativamente la exploración”.

De todas formas, los avances en las exploraciones también se han notado en Chile. La firma está “explorando desde Arica hasta Talca con miras a encontrar un gran yacimiento en la zona de la cordillera central y en el extremo norte, donde la franja entre Arica y Antofagasta presenta una sobrecarga que dificulta la labor de descubrimiento de yacimientos”, apunta Gerhard von Borries, vicepresidente de Desarrollo de Negocios.

Además, está trabajando en las áreas cercanas a sus yacimientos para la búsqueda de nuevos minerales. En El Teniente, en concreto, se reconoció un sector potencial de mineralización que puede ser de interés. Se sitúa al noreste de la mina, a una distancia de entre dos y tres kilómetros de la explotación actual en el sector de La Huifa. “Con un sondaje largo, se identificó una intersección mineralizada de 550 metros, con una ley de 1% de cobre y de 550 ppm de molibdeno. A fines de este año se estima terminar con el reconocimiento de lo que sería un nuevo cuerpo mineralizado”, revela Camacho.

Junto con esto, la empresa espera terminar el reconocimiento de una extensión de mineralización descubierta en el sector Matancilla Alto, al lado sur de El Teniente. “Esto podría extender la faena del rajo sur por algo más de tres años”, explica.

Estos descubrimientos se unen a los trabajos realizados en 2012, período en que se encontraron recursos en la mina ubicada en Rancagua, en el sector de Acceso Puquios; en Cerro Negro Sur y en Copa Sur, en Andina, y también al sureste de Radomiro Tomic, en Calama.

Entre 1996 y 2012, la estatal totaliza 51,97 millones de toneladas de cobre descubiertos in situ.

 

Fuente / La Tercera

Comentarios

Conectate con