(Pulso) El dólar no logra dejar atrás las bajas en los mercados internacionales tras la publicación de negativos datos económicos en Estados Unidos y en medio de la incertidumbre por el futuro de la guerra comercial.

En lo que va de las operaciones, el Dollar Index -que mide el desempeño de la divisa frente a una canasta de seis monedas del mundo- retrocede 0,20% y se encamina a marcar su cuarta jornada consecutiva a la baja.

“Durante la jornada se dio a conocer el Índice de Precios Productor (IPP), que llegó a 0,1%, por debajo de las expectativas del mercado (0.2%). Esto ha hecho caer al dólar frente al resto de las divisas”, explica la analista de XTB Latam, Nataly Venegas.

En el plano local, al cierre de las operaciones en el mercado interbancario, el dólar se ubicó en $669, lo que supone un alza de $2,5 respecto al cierre de la jornada anterior. De esta forma, el peso chileno es la cuarta divisa emergente que más se deprecia.

Detrás del negativo desempeño de la moneda nacional se encuentra tímido retroceso en los precios del cobre. En medio de la incertidumbre por el futuro de la guerra comercial, los contratos de la principal exportación del país para marzo caen 0,08% y se ubican en los US$2,92 la libra en Londres.