La firma internacional Bechtel recibió la aprobación por parte de Teck para proceder con el desarrollo de Quebrada Blanca Fase 2 (QB2).

El proyecto de US$4.700 millones fue aprobado por el Directorio de la minera canadiense a fines de 2018 y su primera producción está programada para el segundo semestre de 2021. Se espera que QB2 produzca 316.000 toneladas de cobre al año durante los primeros cinco años completos de la vida de la mina.

Rol de Bechtel

La ampliación de Quebrada Blanca considera la construcción de una concentradora de cobre con capacidad de procesamiento de 143.000 tpd, una planta desalinizadora de agua de mar de alta capacidad y una tubería de suministro con una extensión de 165 kilómetros.

En ese contexto, Bechtel será responsable de la ingeniería, adquisiciones y gestión de construcción (EPCM por su sigla en inglés).

“Trabajando junto a Teck, hemos desarrollado un diseño de capital eficiente y, en terreno, aplicaremos metodologías innovadoras de productividad, para entregar los costos de construcción más económicos en Chile”, dijo Paige Wilson, presidente de la unidad de negocios global de Minería y Metales de la firma de ingeniería.

Bechtel y Teck han trabajado juntos desde 2011, incluyendo el desarrollo de los estudios para la ampliación de la mina Quebrada Blanca, que obtuvo la aprobación para su evaluación de impacto ambiental y social en agosto de 2018.

[Te podría interesar leer “Directorio de Teck aprobó Quebrada Blanca 2“]