(Pulso) Resultados mixtos mostraron las cifras de actividad sectorial publicadas  por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Por un lado, la producción minera cayó 7,6% siendo su mayor baja desde el primer trimestre de 2017 cuando el indicador era afectado por la paralización de Escondida.

En tanto, manufactura sorprendió al mercado y avanzó 4%, y el Índice de Producción de Electricidad, Gas y Agua se contrajo 1,8% sobre agosto de 2017.

Con estos nuevos antecedentes y considerando algunos indicadores líderes, los expertos prevén un crecimiento de entre 2,5% y 3,5%, centrado en 3%. De concretarse esta estimación, la economía acumularía una expansión entre enero y agosto de 4,4%, lo que refleja la desaceleración de la actividad, ya que en el primer semestre la economía creció 4,8%.

Martina Ogaz, economista de EuroAmerica señaló que si bien la caída de la minería fue mayor a lo esperado, se debió a factores puntales como la mantención de la menor ley del mineral y mantenciones en faenas relevantes. Agrega que sorprendió al alza la división de Alimentos. Con estos datos, Ogaz prevé un Imacec de 3% en agosto, mientras que el crecimiento promedio entre agosto y diciembre también se ubicaría en torno a 3%.

Scotiabank prevé “un crecimiento en agosto de entre 3% y 3,5%, anticipando un crecimiento en torno a 3% para el tercer trimestre” Asimismo, creen que “el Imacec de septiembre iría entre 2% y 3%, que nos parece refuerza nuestra estimación de 3,9% para la expansión del PIB 2018, bajo el piso del rango presentado en el Ipom de septiembre por parte del BC (4%-4,5%), consenso y encuestas de 4%”.