(Diario Financiero) Casi al unísono, el directorio de Codelco salió a cuestionar los dichos del contralor Jorge Bermúdez, quien en una comisión investigadora de la Cámara de Diputados, realizada el miércoles 20 de septiembre, señaló que “uno entiende que cuando se privilegian los lazos familiares, más que el mérito, claramente hay corrupción”, en referencia a los hechos identificados en la auditoría que hizo su institución y que reveló irregularidades por más de US$ 783 millones.

Sin embargo, de los nueve miembros solo faltó una: Laura Albornoz. Consultada los motivos, la abogada y ex ministra explicó desde Vietnam -donde está representando a la minera en un foro de la APEC para exponer sobre el liderazgo de las mujeres como factor de desarrollo en las economías de los países del Asia-Pacífico- los motivos que la llevaron a no suscribir el documento que se elaboró el lunes.

“Hubo una primera versión de la carta que yo no suscribí porque no estaba de acuerdo, hice comentarios que fueron incorporados, pero la verdad y en lo sustantivo, no tuve la oportunidad de conocer la segunda versión porque nunca me fue enviada”, relata la ex ministra.

Agrega que “por mi formación como abogada estimo, en realidad, en el fondo, que este tipo de controversias, cuando están sometidas a los tribunales, no es aconsejable que se ventilen por los medios. Esa fue principalmente mis preocupaciones sobre la materia”.

Consultada respecto a las diferencias planteadas al interior de la mesa cuando se redactó la opinión, Albornoz explicó que se incorporaron algunos puntos de los que planteó, pero lo que no fue contemplado, “no tiene sentido compartirlas, porque ya es un poco irrelevante”.

“El foro son los tribunales. Esto tiene que ver quizás con una deformación profesional, por lo general los abogados somos así, más bien estimo que las controversias cuando son sometidas a tribunales, no es aconsejable que se ventilen por los medios”, insistió.

Luego agregó que su compromiso está con la empresa y con el directorio, preocupándome por los intereses de la compañía, “que además es sustento importante del país”.

Otras fuentes explicaron que al interior de la mesa no hay grandes diferencias respecto de cómo se ha llevado adelante el caso con Contraloría, aunque la ex ministra habría mostrado una postura menos dura que el resto.

La dura respuesta de la mesa

En las 149 páginas que tiene el documento elaborado por Contraloría, no se mencionan en ninguna oportunidad las palabras corrupción ni nepotismo. Por eso la molestia de los integrantes del directorio de Codelco.

“Rechazamos en forma categórica las declaraciones del señor contralor general de la República relativas a la calificación de Codelco como una compañía en la que hay corrupción y nepotismo”, dijeron Dante Contreras; Ghassan Dayoub; Raimundo Espinoza; Óscar Landerretche; Juan Enrique Morales; Isidoro Palma; Paul Schiodtz, y Blas Tomic.

Morales agregó a este medio que con la publicación de esta misiva, esperan que esta sea la última opinión que emitan en público, porque el tema está instalado en lo judicial y “confiamos que, con esto, las opiniones y los respaldos sean considerados por quienes deben dirimir en esta disputa”.

Esto apoyaría la tesis que se maneja al interior de la estatal, en donde existiría total confianza respecto a la resolución de los diferendos tanto en tribunales, como en la investigación de la Fiscalía, ya que las auditorías internas realizadas por la empresa no habrían detectado la constitución de delitos.

Esto también explicaría la molestia de parte de los directores, quienes dijeron sentirse “agraviados y ofendidos en su honra personal” así como “injustamente descalificados en sus competencias profesionales”.

La primera señal de Eyzaguirre a Contraloría

Los dichos del ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, respecto de la disputa Codelco-Contraloría fueron bien recibidos en la industria minera. El lunes, como recogió La Tercera, Eyzaguirre dijo que «hay quienes son de la opinión, y es opinable, que transacciones con partes relacionadas debiesen ser prohibidas en el sector público (…) es una opinión válida, pero tenemos que tener cuidado si esa regla no se aplica para el sector privado». Luego agregó que Codelco está en un mercado donde compite con otras empresas. Los dichos se interpretaron como un primer respaldo a la estatal, pero también una señal a Contraloría. Esto, además, tomando en cuenta que el nuevo titular de Hacienda tiene cercanía con algunos de los altos representantes del organismo fiscalizador, ya que la subcontralora, Dorothy Pérez, fue Jefa de la División Jurídica del Ministerio de Educación entre marzo de 2014 y diciembre 2015. Eyzaguirre lideró esa secretaría de Estado en un periodo similar, hasta junio de 2015.