En el marco del II Foro “Una Política Minera para el Chile del Siglo XXI” las candidatas presidenciales Beatriz Sánchez y Carolina Goic, junto con Francisco Orregorepresentante de la candidatura de Sebastián Piñera, resaltaron la necesidad de actualizar el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), para responder a las actuales características de la industria minera.

Durante el encuentro, realizado en el auditorio de Sofofa y organizado por Voces Mineras y el Colegio de Ingenieros de Chile, fue tema obligado la discusión pública generada a partir del reciente rechazo del proyecto minero-portuario Dominga por parte del Comité de Ministros.

En este sentido, Carolina Goic se refirió directamente al tema, indicando que deja de manifiesto la urgente necesidad de actualizar y hacer más transparentes los procesos de evaluación, de las iniciativas de inversión que genera el sector. “No podemos repetir los errores cometidos, ya que resultan fatales para la industria y el país en general”.

Por su parte, Beatriz Sánchez enfatizó que la modernización de la institucionalidad vinculada al desarrollo de proyectos mineros, permitirá superar la “cultura del litigio” que impera actualmente. Dentro de sus propuestas, la candidata se mostró partidaria de que los resultados del proceso de consulta a la comunidad genere decisiones vinculantes para las partes.

En representación de Sebastián Piñera, acudió al Foro Francisco Orrego Bauzá en su calidad de ex subsecretario de Minería y miembro del equipo programático del candidato. En su exposición, calificó como “preocupante” el impacto negativo del llamado “Caso Dominga” en la percepción de los inversionistas locales e internacionales respecto de la minería chilena.

“Resulta indispensable reducir el nivel de incertidumbre que se genera durante la evaluación y aprobación de proyectos. Nuestro programa contiene una serie de reformas con el objetivo de racionalizar y sistematizar tanto los procesos, como la participación de las distintas instancias públicas involucradas”, declaró.