Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Vicepresidente de Corfo: “Con este mayor nivel de producción, la cuota de litio a SQM se le acaba en 2021”

Eduardo Bitran apunta al alza de producción anunciado por la empresa, que agotaría dicha cuota antes de 2030, cuando expira el contrato. Insiste en que Julio Ponce mantiene el control de la minera y que por ello no hay posibilidad de acuerdo.

(La Tercera) Para Eduardo Bitran, vicepresidente de la Corfo, no hay otra opción. Si Julio Ponce no cede el control que, asegura, hoy mantiene en SQM, la posibilidad de alcanzar un acuerdo sobre los contratos de arriendo en el Salar de Atacama es nula y la cuota de litio de la compañía se agotará en cuatro años, tras el aumento de producción de 31% (15 mil toneladas) anunciado este mes.

Bitran estuvo en un road show del litio chileno en Alemania, del que llegó esta semana con novedades como el alto interés de multinacionales por instalar plantas de cátodos de litio, parte esencial de las baterías de litio de los autos, en el norte del país (ver nota secundaria). Asegura que hay un “hambre mundial” por el mineral y cree que Chile puede ser líder global en este sector en 2035.

Habla de ‘hambre mundial’ por litio, pero hay un segundo actor en el Salar, SQM, que ha dicho que tiene la capacidad para producir en las mismas condiciones que Albemarle, con quien la Corfo acaba de suscribir un acuerdo.

¿Por qué no hacerlo?

Al 2035 vamos a tener entre 1,2 millón y 1,5 millón de tonelada de demanda mundial de carbonato de litio. Solo en el Salar, podríamos producir 480 mil toneladas, si sumamos los otros salares que se van a explotar en la zona de Atacama. Podríamos ser, al 2035, el 40% de la oferta mundial.

¿Qué pasa con el contrato con SQM?

El país tiene un dilema complejo. Tenemos a SQM controlada por Julio Ponce Lerou, y que esa empresa bajo el control de Julio Ponce Lerou, ha tenido un comportamiento, como socio de Corfo, que no es compatible con los mínimos estándares internacionales y que nos genera un riesgo enorme. En primer lugar, simplemente por el incumplimiento de los contratos con la propia Corfo. Lo básico es cumplirlo y no tener comportamientos hostiles y agresivos como haber solicitado concesiones superpuestas con las nuestras, que somos el dueño del Salar. Estamos convencidos de que mientras Julio Ponce Lerou siga siendo el controlador, SQM no va a cambiar. Por lo tanto, él ha generado una cultura que ha permeado la organización, y yo he señalado que es una cultura de impunidad. Mientras siga siendo controlador, con Corfo, no hay ningún acuerdo. Al menos este gobierno.

Usted habla de la electromovilidad, una industria que movería unos US$ 6.000 millones, ¿Eso se puede hacer sin SQM?

Tenemos otros problemas. Ellos tienen cuota de litio, y con la expansión de producción que acaban de anunciar, si ellos van al full de producción, del orden de 70 mil toneladas, con este mayor nivel de producción, la cuota de litio a SQM se le acaba el 2021.

¿Y qué pasa después?

Imagínese la situación de Chile. Del 2020 hasta el 2030, que se termina el contrato, no va a haber producción de litio en el 75% del Salar.

Entonces, ¿qué se hace?, ¿se espera hasta el 2030 sin producir?

Si este señor no pierde el control, con esta administración no hay nada que hacer.

Pero pensando en el 2035, como propone usted, ¿qué se hace con ese 75% del Salar?

Con esta empresa, con ese controlador, es pan para hoy, hambre para mañana.

O sea si el 2021, Ponce no vende, SQM deja de producir…

Yo no voy a estar acá el 2021, es un tema que tendrán que resolver las próximas autoridades.

Usted puede negociar ahora…

El costo para el país es muy alto, por lo tanto está en el mejor interés de Chile que efectivamente este señor pierda el control.

Dados estos plazos. ¿están negociando con apuro?

¿Negociando con quién?

¿No están negociando con ustedes?

No. Lo que hay es un proceso arbitral y dentro del proceso tenemos vínculos con la contraparte, obviamente. Y cada vez que hay temas, con el arbitro presente, ahí los discutimos.

Pero estuvieron negociando vender una parte y se cayó por el conflicto con Corfo…

Había un proceso de compra de una empresa Tianqi que no resultó por buenas razones, porque violaba la ley de OPA. Si usted quiere vender el control, tiene que aplicar esa ley.

¿Tampoco lo convence el acuerdo con Potash?

Eso es transitorio.

Se lo pregunto de otra forma, ¿ustedes quieren que Chile sea líder mundial de litio?

Yo veo una oportunidad extraordinaria para el país…

…Y SQM quiere seguir explotando, ¿no hay un punto de conciliación por el bien de los dos?

Mientras Ponce Lerou sea el controlador, no hay, por lo menos mientras yo esté en Corfo, nada que hacer.

Con el nuevo acuerdo con Potash, Ponce ya no tiene el voto dirimente, ¿eso no es decisivo?

Eso es transitorio y lo cambia cuando quiere. Este tema tiene que ser irreversible. Si no hay un cambio en la estructura de propiedad no hay nada que hacer.

¿Cree que SQM, después de las platas políticas y sanciones ambientales, no ha cambiado el gobierno corporativo?

El último caso ambiental fue recién. Ahora, el cambio que hicieron va en la dirección correcta, pero ¿quién garantiza que se mantiene?

¿En qué sentido va en la dirección correcta?

Que le quita el poder al acuerdo de Kowa con Pampa, que era un tema complicadísimo. El deshacer eso es bueno, pero es transitorio.

Algunos le critican que Corfo está violando el Estado de derecho con esta solicitud…

Todo lo que hemos hecho está dentro del Estado de derecho. Tenemos un contrato que establece que cuando tenemos diferencias, el procedimiento arbitral es el que rige, y simplemente hemos ido por el contrato, al arbitraje, para resolver nuestras disputas.

¿Pero es legítimo que usted le pida vender, y “ahora”, como lo ha dicho?

Por favor, lo que nosotros tenemos hoy día con Albemarle es una alianza estratégica y lo que hacen los Estados, cuando hacen una alianza estratégica, es más, cuando contratan una concesión de obra pública, es asegurarse de que la empresa que estás contratando tenga los mínimos estándares éticos, de compliance, cumpla con las normas. Hay una serie de incumplimientos de SQM que, a pesar de todo lo que hemos conocido además del tema de la política, se reitera. Hoy hay acusaciones de la Superintendencia de Medio Ambiente, de falta gravísima.

Teniendo este escenario, ¿es responsable que SQM aumente su nivel de producción un 31%?

A mí no me corresponde hacer un juicio sobre la estrategia comercial de ellos. Lo que uno ve es que el precio se disparó en el mercado internacional, y puede ser que por esa razón ellos están decidiendo anticipar producción. Pero efectivamente, en un contexto de litigio, van a tener un problema porque el 2021 se van a quedar sin cuota.

¿Ve un cambio de tono desde SQM, por esta urgencia que tienen?

Sí, he visto un cambio de tono de la administración. Pero eso no es suficiente para darle garantías al país de que esto va a cambiar de verdad para adelante.

Si Ponce vende el control hoy, ¿podría replicarse el contrato con Abemarle con SQM?

Lo que le puedo decir es que el piso a futuro, en el contexto de un gobierno corporativo de SQM que dé plenas garantías, y una estructura accionaria donde efectivamente este señor no tiene el control, es el acuerdo con Albemarle.

“Queremos desarrollar una industria de cátodos de litio”

¿A qué fue a Alemania?

Tenemos la firme voluntad de promover la generación de valor agregado a partir del litio que nosotros producimos, porque hay ventajas que son objetivas. La principal es que en el desarrollo de los autos eléctricos aparece un componente clave, los cátodos de las baterías, que requieren un alto componente de litio.

¿Producir el cátodo final, o vender la materia prima como se hace hoy?

No, el cátodo final que después se incorpora en una celda. Y en una primera etapa, quisiéramos que en Chile se produzca cátodo. Para dar una idea, una planta que use 7.000 toneladas de carbonato de litio -Chile exportó el año pasado cerca de 80 mil toneladas de LCE- produce aproximadamente 20 mil toneladas de cátodos, vende del orden de US$ 450 a 500 millones y requiere una inversión en torno a US$ 100-150 millones.

¿Qué nos hace ventajosos versus países más cerca de plantas automotrices?

La ventaja comparativa está en el abastecimiento preferencial, cercano, de carbonato de litio, que hoy es un recurso sumamente escaso. En el mercado spot, los precios se disparan a US$ 20-25 mil, y en Chile hay una ventaja contractual con Albemarle, que ofrece acceso a un contrato de largo plazo a precio paridad de exportación, aquí no hay subsidio, simplemente se dan condiciones de estabilidad de largo plazo al mejor precio. La segunda ventaja es que esta producción tiene que ser con energía limpia y con certificación baja en carbono, y las zonas en que se pueden instalar en Chile, tienen alto nivel de energía solar con costos de entre US$ 40 y US$ 60.

¿Cuál fue la respuesta de las empresas en Alemania?

Están muy interesados, hay empresas que nos tienen la propuesta lista, con los terrenos ya identificados para construir plantas de cátodos. Los que trabajan con la línea del fierro en los cátodos, tienen todos los insumos en Chile, los que trabajan con la línea del cobalto, no tienen todos los ingredientes. Estos últimos dicen que les cierra completamente la ecuación, si tienen energía verde, litio y cobalto. Y hay estudios que indican que en Chile hubo cobalto, y es posible explotarlo hoy.

¿Cuáles son los plazos?

El 30 de junio cierra el plazo para presentar la expresión de interés para fabricar cátodo en Chile. Y con eso quisiéramos hacer una lista corta, de entre tres y cuatro empresas, porque para presentar una oferta vinculante, y digo vinculante porque vamos a exigir garantías, las empresas tienen que hacer de verdad un plan de negocio completo e invertir bastantes recursos.

¿Qué garantías pedirán?

Se van a comprometer, por ejemplo, a desarrollar con carbonato de litio, una planta de cátodos que va a iniciar su producción el 2020, y si esto no se cumple al 2021, habrá una garantía económica que vamos a dar cumplimiento.

¿Cuándo se seleccionan?

Estamos contratando una asesoría internacional. A partir de septiembre tendremos un conjunto acotado de empresas, con planes concretos, creíbles, para cerrar en enero la selección de las que se van a comprometer de forma vinculante a avanzar en una manufactura sofisticada.

¿Las condiciones de royalty que tiene Abemarle, de hasta 40%, se van a replicar?

No, porque esto es manufactura. No hablamos de un recurso natural, ellos van a tener las normas estándares de impuestos que tiene Chile.

Pero no es estándar que el Estado les permita acceder a un litio a precio preferente…

Sí, pero estamos logrando en el norte empresas que emplearán unos 600 trabajadores. Eso es lo que buscan los países. Son empleos de calidad para el norte de Chile.

¿Ha socializado esto con candidatos presidenciales?

Encantado me reuniría con todos. Mi única obsesión es que el esfuerzo de programas estratégicos de especialización inteligente se mantenga.

Temas Asociados