(El Diario de Bolivia) El miembro del Directorio de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) por el municipio de Puerto Suárez, Antonio Tudela, alertó sobre la inminente quiebra de esa entidad estatal, que pese a haber firmado un contrato por más de 450 millones de dólares con la china Sinosteel, para la construcción de un complejo siderúrgico, debe sueldos a sus trabajadores desde hace cinco meses.

Denuncia

“Lo que nos preocupa ahora por sobremanera es que hay 25 trabajadores sin paga desde hace cinco meses, hemos pedido una reunión de Directorio y hemos recibido una respuesta del Presidente de la Empresa Siderúrgica indicando que la empresa no tiene recursos para pagar a sus trabajadores, lamentablemente estamos al borde de una quiebra”, manifestó el funcionario.

Tudela lamentó que el Ministerio de Economía y Finanzas rechazara el pedido de 9 millones de bolivianos, solicitado para que la estatal pueda funcionar sin problemas hasta fin de año.

Boletas

Cuestionó sobre el destino de los 36 millones de dólares cobrados por boletas de garantía a la india Jindal, recursos que debían servir para reinvertir en la ESM.

“En qué ministerio están (esos recursos), en Minería no hay, en Finanzas no hay, y ese dinero era para reinvertirlo en Puerto Suárez y para capitalizar la Empresa Siderúrgica del Mutún”, apuntó.

Reiteró que la empresa estatal está “al borde de la quiebra” y convocó al ministro de Minería, César Navarro, a interponer sus buenos oficios para “salvar” a la firma.

Concentrados

Pidió también autorizar la venta de más de 430 mil toneladas de concentrados de hierro para poder cubrir las necesidades básicas de la ESM, aunque reconoció que por los bajos precios, actualmente, no hay compradores.