Tras detectar una serie de incumplimientos ambientales, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) informó del inicio de un proceso sancionatorio en contra de Codelco División Ventanas.

La SMA imputa un total de 13 infracciones ambientales a la empresa, entre ellas, la no conversión a gas natural en algunos de los procesos y equipos comprometidos, la ausencia de una sistema de captación, lavado y extracción de gases de neblina ácida en la planta de tratamiento del electrolito, la no ejecución del procedimiento de rescate de fauna silvestre, así como la generación de laminilla de plomo y la producción de cobre electrolítico por sobre lo evaluado ambientalmente.

Sumado a lo anterior, la Superintendencia atribuyó a Codelco no acreditar la certificación del laboratorio que realizó los muestreos de emisiones de azufre requeridos en el marco del Plan de Descontaminación del Complejo Industrial Ventanas, y la realización de muestreos asociados al Plan de Vigilancia Ambiental en la Bahía de Quintero por una entidad sin acreditación vigente para esos efectos.

El superintendente del Medio Ambiente, Cristián Franz, explicó que la SMA desarrolla su labor fiscalizadora aplicando los mismos criterios tanto para el sector privado como para el público. “En este caso realizamos fiscalizaciones programadas y se incluyeron también denuncias asociadas, pues los vecinos de Puchuncaví han hecho llegar diversos reclamos a nuestra institución. No obstante, quisiera recalcar que la SMA no tiene competencias sobre todo el complejo industrial, sino sólo sobre las partes evaluadas ambientalmente, y que abarcan sólo algunas áreas del recinto”.

La formulación de cargos es el inicio de un procedimiento sancionatorio por parte de la SMA. La empresa puede optar a presentar un Programa de Cumplimiento dentro de 10 días hábiles desde la notificación y en caso que opte por no acogerse a dicho mecanismo, cuenta con un plazo de 15 días para formular descargos ante la Superintendencia.

Reacción de Codelco

En tanto, desde Codelco informaron que el presidente ejecutivo, Nelson Pizarro, conformó un  equipo de trabajo liderado por el gerente general de Ventanas, José Sanhueza, para definir en 72 horas la propuesta de acciones, tras ser notificada de los cargos formulados por la Superintendencia del Medioambiente (SMA). La empresa aclaró mediante un comunicado que si bien las indicaciones de la autoridad ambiental no hacen referencia a aspectos que impliquen riesgos para la salud de las personas y que son principalmente de carácter administrativo, «hará el mayor esfuerzo para responder con celeridad y de forma transparente a la autoridad y a la comunidad».