(El Mercurio) El oro alcanzó ayer máximos no vistos desde el 22 de enero del año pasado, y durante la jornada llegó a cotizarse en US$ 1.303,82 por onza. La mejora en el precio se produce después de que la semana pasada registrara su mayor repunte semanal desde febrero.

Sin embargo, no pudo mantenerse en esos niveles, y perdió 0,11% al cierre del día. Así, el metal dorado terminó la jornada transándose en US$ 1.291,57 por onza.