Basado en su dilatada experiencia a cargo de proyectos mineros con mayor o menor grado de complejidad, el presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, hizo ver que la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) «nunca va a ser el punto final del proceso» y que hay que aceptar que «nos va a seguir por los 20 o 30 años que tenga la operación». Así lo sostuvo en un almuerzo organizado por el Instituto de Ingenieros de Chile, en que expuso sobre las tendencias de la industria del cobre y sobre la estrategia y desafíos de Codelco.

[Nelson Pizarro prevé una recuperación del precio del cobre en dos a tres años]

Refiriéndose a los desafíos que impone el actual contexto de institucionalidad ambiental, empoderamiento de las comunidades y judicialización de los proyectos, el ejecutivo advirtió que aunque se obtenga la RCA «siempre vamos a estar expuestos a alguna interpretación distinta a la que emana de la ley».

Asimismo, planteó que la Consulta Indígena en el marco del Convencio 169 es un capítulo no cerrado. «Aparecen indígenas con apellidos europeos por todos lados», indicó, añadiendo que quienes quieren hacer minería hoy deben estar muy conscientes de este ambiente.

Fundiciones

En relación al reto que enfrenta Codelco en la reconversión de sus fundiciones, donde debiera invertir US$1.200 millones para cumplir con la norma ambiental de tasa de captura del 95%, manifestó que esa no es la meta final a la que debiera aspirarse, sino al estándar internacional, sobre el 99%.

Pizarro hizo ver que las fundiciones del país no son competitivas y que dadas las condiciones del mineral, los concentrados son cada vez más sucios, por lo que si no los transformamos a cátodos serán un producto sin valor comercial.