Conoce cómo SQM controla la calidad de sus procesos y productos

Feb 25, 2015

Microscopio permite determinar las partículas metálicas en muestras de litio, análisis morfológico y caracterización de muestras.

Con el fin de asegurar la calidad de sus productos y sus procesos, SQM dispone de un Microscopio Electrónico de Barrido (Scannin Electron Microsocope, SEM), tecnología que es utilizada por la Policía de Investigaciones de Chile en Santiago y por establecimientos de educación superior como la Universidad Católica del Norte, la Universidad de Chile y la Universidad de Concepción.

Desde la minera explican que esta tecnología es utilizada en la caracterización de muestras para la optimización de procesos y de control de calidad de los productos de la compañía, como por ejemplo la caracterización de partículas metálicas en muestras de litio, y el análisis morfológico y caracterización química de muestras de las distintas áreas productivas de la compañía.

¿Cómo opera?

El equipo corresponde a un microscopio FEI Quanta 450 y  tiene la capacidad de obtener información de cualquier tipo de muestra, ya que da la posibilidad de trabajar en condiciones tanto de alto como de bajo vacío, lo que permite obtener imágenes electrónicas y microanálisis en muestras conductoras como no conductoras.

Además cuenta con detectores de microanálisis de rayos X de energía dispersiva (Energy-Dispersive X-ray Spectroscopy,  EDS) Bruker Quantax 200, los cuales permiten el análisis químico elemental de la muestra y su caracterización.

Karen Bello, encargada de la operación del equipo, explica que “a diferencia de otros microscopios en el mercado, este cuenta con una mejor resolución de imágenes (resolución SE 3nm a 30 KV y 8nm a 3kv, resolución BSED 4nm a 30 KV) y con aumentos que van de 6x-1.000.000x, puede trabajar con variadas tipos de muestras, tiene una rotación de 360 grados, una inclinación que va de 5 a 70 grados y no destruye las muestras; es en sí una tecnología de química limpia para la caracterización de muestras”.

David Olivares, superintendente de Laboratorio y Desarrollo, comenta también que el microscopio “ha sido de utilidad para mejorar el control de los procesos, como en la caracterización de impurezas en los productos intermedios y terminados, lo que nos ayuda a ofrecer un mejor servicio de control de calidad tanto interno como a nuestros clientes finales. Además, el equipo puede optimizarse incorporando nuevos detectores,  como por ejemplo un detector RAMAN o un segundo detector de DRX, los que permiten otras prestaciones tales como un análisis más automático y la mineralización de la muestra”.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Suscríbase al Newslette Minería Chilena