x

Invertirán $792 millones para modernizar plantas de procesamiento de oro libre de mercurio en Atacama

La primera planta que estará operando a mediados de este año es “La Nenita 1” de la Asociación Gremial Minera de Inca De Oro.

Una inversión de $792 millones realizará el Gobierno Regional de Atacama con la construcción y habilitación de las tres plantas de procesamiento de oro para la provincia de Chañaral, Copiapó y Huasco.

Con esta modernización se sustituirá el uso del mercurio por la lixiviación por cianuración de minerales para su proceso, lo que forma parte del convenio de Minamata mediante el cual se protegerá la vida humana y el medio ambiente de las emisiones y liberaciones antropógenas del dañino elemento y sus compuestos.

La Nenita 1 de Inca de Oro 

La primera planta que estará operando a mediados de este año es “La Nenita 1” de la Asociación Gremial Minera de Inca De Oro cuya inversión de $234 millones, corresponde al Fondo Nacional de Desarrollo Regional.

José Araya, presidente de la asociación, afirmó que “con la nueva planta, la producción va a aumentar considerablemente, estimo en un 100%, pero es la recuperación lo más destacable, porque en estos momentos tenemos una recuperación del 45% y, con la planta en construcción, deberíamos estar, en mínimo, un 75% de recuperación”.

Ricardo Di Parodi, gerente comercial de DMS, empresa a cargo de la construcción de la planta, contó que no es primera vez que realizan un proyecto así y que, como empresa, valoran mucho poder apoyar a la seremi de minería y a los pequeños mineros para que se pueda erradicar el uso del mercurio en el procesamiento del oro.

Nuestra empresa, diseña y manda a construir maquinaria específica para la planta”, indicó, junto con agregar que  “Gastón Di Parodi, mi padre y director de DMS fue gerente en Minera Dayton y, desde esa experiencia, rescató ideas de cómo desarrollar la minería, aunque a menor escala. Pero, siempre implementando los mismo estándares y redes que la gran minería”.

Convenio Minamata 

El Convenio de Minamata fue adoptado por la ONU y ratificado por el Presidente Sebastián Piñera en el Decreto 269 de 2018. En él, se señala que los países participantes reconocen que el mercurio es un producto químico de preocupación mundial, es por tal motivo que existe el compromiso de eliminar o reducir su aplicación en el sector industrial y en especial de la producción de oro artesanal.

El seremi de la cartera de minería de Atacama, Cristian Alvayai, explicó que “el objetivo es proteger la salud humana y el medio ambiente de los efectos adversos que causan las emisiones y liberaciones antropógenas de mercurio y sus compuestos”.

Junto con ello, analizó que este convenio y su puesta en marcha a través de la primera planta, tendrá grandes beneficios a nivel social. “Durante el presente año se busca que las nuevas plantas de lixiviación (una por cada provincia de la región), permitan generar empleos para aquellos productores cuyas faenas tienen leyes más bajas que las requeridas por el poder comprador de Enami, lo que repercutirá en la reactivación económica post Covid-19”, afirmó.

Comentarios

Conectate con