x

Fundación Mi Norte llama a priorizar los proyectos regionales

Ante la adjudicación de ITL, la institución manifestó que “sorprende una vez más, que los fondos entregados a universidades para impulsar al menos 100 emprendimientos tecnológicos en la región, no considere ningún actor relevante local en emprendimiento tecnológico”.

Documentos relacionados

La decisión de Corfo de adjudicar el Instituto de Tecnologías Limpias (ITL) al consorcio estadounidense Associated University Inc. (AUI), que integran en otras Harvard, Princeton y Yale, ha generado una serie de reacciones en el ámbito técnico y político.

Es así como la Fundación Mi Norte, organismo en la Región de Antofagasta que congrega la mayor participación de proveedores de la minería en Chile, al sumar 1.300 empresas de este sector, se sumó a las diversas y numerosas declaraciones del ecosistema chileno de Innovación, Desarrollo y Emprendimiento.

La institución emitió  una declaración pública en la que expresó que “sorprende una vez más, que los fondos entregados a universidades para impulsar al menos 100 emprendimientos tecnológicos en la región, no considere ningún actor relevante local en emprendimiento tecnológico. Tampoco pedimos que los fondos sean entregados a universidades locales sólo por ser locales, las cuales no han logrado demostrar un liderazgo de trabajo conjunto para el levantamiento de centros de excelencia en torno a la minería. Sin duda que esto representa el mayor desafío para ellas y el entorno de emprendimiento de nuestra región. En este norte debemos estar todos los actores involucrados, en especial la Gran Minería Privada que debe apoyar el desarrollo de las universidades locales en todo lo relacionado con innovación y emprendimiento de soluciones para la minería de los próximos 50 años”.

En esa línea, la institución manifestó que “el camino que se debe recorrer para avanzar de una idea a un producto (TRL) 1 al 9, como es el objeto de esta licitación, no se puede realizar en universidades solamente. Se requiere competencia y experiencia en haber empaquetado tecnologías con éxito. Cuando se realice el llamado de empresas de base científica y tecnológica (EBCT), para hacer los productos y tecnologías, el nivel de inversión que se requerirá para cada una de ellas no está considerado en este presupuesto. Para llevar de un TRL 4 a 9 se requieren por tecnología, varios millones de dólares, sin embargo, estos no se consideraron dentro de las actividades. Es decir, estas empresas tendrán que salir a levantar capital y en ese sentido seguiríamos con el hándicap de falta de financiamiento para llevar las tecnologías al mercado”.

Frente a dicho escenario, “pedimos que se priorice a los proyectos regionales y que recorramos juntos el camino de crear capacidades, poniendo a las regiones primero, en el centro de financiamiento para el desarrollo de capacidades locales. Nosotros tenemos la capacidad y las redes de invitar a actores de excelencia a colaborar con nosotros”, aseveró la Fundación Mi Norte.

Comentarios

Conectate con