Albemarle reafirma compromiso con sostenibilidad con estándar IRMA

Su Planta Salar, en la Región de Antofagasta, ha iniciado el camino hacia esta certificación. “Hoy las exigencias de sostenibilidad no son una opción, son una obligación”, dijo Ellen Lenny-Pessagno, country manager de Albemarle Chile, al comentar este paso.

Albemarle Corporation -uno de los principales actores en la industria mundial de productos químicos especializados y presente en Chile-, anunció que su Planta Salar, en la Región de Antofagasta, ha iniciado el camino hacia la certificación bajo la exigente norma IRMA, considerada como el estándar de certificación para asegurar una minería responsable que tiene la mayor profundidad, amplitud y especificidad.

Hace un mes, Albemarle inició el proceso de autoevaluación en la planta, lo que constituye el primer paso para la obtención de la verificación y certificación que garantice productos mineros ecológicos y socialmente responsables.

El Estándar IRMA da apoyo al cumplimiento de cuatro principios rectores: Integridad de la empresa, Planeación y gestión de legados positivos, Responsabilidad Social y Responsabilidad Ambiental, e incluye un programa de certificación global precedente para sitios de minas a escala industrial.

“Hoy las exigencias de sostenibilidad no son una opción, son una obligación”, dijo Ellen Lenny-Pessagno, country manager de Albemarle Chile. La ejecutiva agregó: “Asumimos este compromiso con gran humildad, y reconocemos la responsabilidad que tenemos con todos nuestros stakeholders. Certificar que nuestros procesos son sostenibles es fundamental para nuestra estrategia corporativa; nos dedicamos a la sostenibilidad en las cadenas de valor del litio, pero también dentro de las comunidades en las que operamos”.

Eric Norris, presidente de Litio de Albemarle, destacó que para la compañía “es sumamente importante que asumamos un papel de liderazgo para mostrar de forma transparente cómo producimos litio de forma sostenible”.

Sostuvo, además, que esperan replicar este proceso en otros sitios, “porque esta certificación está alineada con las operaciones sostenibles y el modelo comercial de la empresa de crear valor a largo plazo para todos los interesados, centrándose en la innovación, la calidad de los clientes y los productos, las finanzas, la ética comercial y el cumplimiento de las normas”.

Cabe destacar que Albemarle no utiliza agua fresca en su proceso de extracción y concentración de salmuera en el Salar, y la empresa comparte anualmente un porcentaje de sus ventas con las comunidades indígenas locales a través de un acuerdo histórico firmado en 2016.

Al respecto, Aimee Boulanger, directora ejecutiva de IRMA, señaló que “apreciamos el compromiso de Albermarle de utilizar el programa de IRMA para mejorar la responsabilidad ambiental y social”, destacando que ello “proporciona la oportunidad de una comunicación más transparente entre la empresa, los trabajadores, las comunidades, las ONG y otros con un interés compartido de proteger esta región única, y los derechos de las personas que la llaman hogar”.

Para más información acerca de IRMA, visite www.responsiblemining.net

Comentarios

Conectate con