Epiroc Chile realizó donaciones a Municipalidad de Conchalí

El fabricante de equipos mineros ha realizado tres importantes donaciones para contribuir a paliar los efectos que la crisis sanitaria ha generado.

Epiroc Chile ha realizado tres importantes donaciones para contribuir a la crisis sanitaria que ha generado el Covid-19, los cuales ha canalizado a través de entidades gremiales tales como Aprimin y Cirpan, y del Municipio de Conchalí, comuna en la cual se sitúan sus oficinas centrales en Santiago.

El primer aporte fue realizado por Epiroc Chile a la Municipalidad de Conchalí para ayudar en el financiamiento de las Ollas Solidarias que ha implementado el municipio para entregar raciones de alimentos en los sectores más vulnerables de la comuna.

Respecto del aporte, el alcalde de Conchalí, René de la Vega, dijo que “esto se traducirá en una ayuda directa y concreta en alimentación para más de 10.000 vecinos y vecinas de Conchalí. Esto se suma a los aportes municipales y a la colaboración de decenas de funcionarios y funcionarias de la Corporación Municipal de nuestra comuna, lo que permitirá llegar a más y más familias que lo están pasando mal durante estos meses. Somos una comuna vulnerable y este gran aporte de Epiroc, es claramente para nosotros un bálsamo que nos da más fuerzas para seguir -también- sumando voluntarios que llegan a las cocinas de nuestras escuelas y liceos a elaborar miles de raciones de alimentos”.

Además, la compañía de origen sueco realizó otro aporte al Círculo de Empresas Panamericana Norte (Cirpan), destinado a un fondo solidario que la entidad administrará para ayudar a los vecinos que viven cercanos a las empresas socias, las cuales se encuentran principalmente en el eje Panamericana Norte.

Cápsulas de protección médica

A través de la Asociación de Proveedores Mineros, Aprimin, de la cual forma parte la compañía sueca, se realizó otra donación, la cual consistió en un aporte en dinero para financiar, junto a otras empresas proveedoras, cápsulas de protección médica las que se utilizan al momento de la intubación y extubación de pacientes en estado crítico. Este aporte se gestionó a través de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, la cual cubre el 98% de las UCI del país.

Las cápsulas son fabricadas por la empresa de ingeniería EPROIC con el apoyo del Departamento de Arquitectura de la Universidad Técnica Federico Santa María y surgieron, al inicio de la pandemia, como un requerimiento específico del Hospital Carlos Van Buren, pero que gracias al aporte de Aprimin se ha ampliado.

Charlie Ekberg, director gerente de Epiroc Chile, señaló que, “nos esforzamos por ser un buen y confiable ciudadano corporativo, como empresa tenemos la responsabilidad y el compromiso de ayudar a la comunidad más aún en medio de una crisis sanitaria tan grande, la cual no solo afecta a las personas en lo referente a la salud, sino que también en aspectos sociales.

Comentarios

Conectate con