“Los pequeños productores también requieren señales de estabilidad y certeza que les permitan enfrentar los diferentes ciclos económicos y el desarrollo sustentable de la actividad”.

Éste es uno de los principales ejes que contiene el programa dedicado a la pequeña minería del candidato presidencial del Pacto Chile Vamos, Sebastián Piñera, el cual fue detallado por el comando del abanderado y comentado a MINERÍA CHILENA, por el coordinador del programa minero, el ex subsecretario de Minería, Francisco Orrego.

Entre los puntos fuertes especificados en este programa, resalta la creación de un Estatuto Especial para la Pequeña Minería, con la finalidad de sistematizar la regulación aplicable a este sector conforme a su realidad, en materias como seguridad, revisión de proyectos, planes de cierre y capacitación, entre otros.

Enami

Del mismo modo, el abanderado propone modernizar y fortalecer el rol de la Empresa Nacional de Minería (Enami), como una herramienta de fomento y apoyo a la pequeña y mediana minería.

En este contexto, se desglosa la idea de modernizar el gobierno corporativo de esta entidad de fomento, con el objetivo principal de “procurar una correcta y eficiente gestión en la empresa, que permita, por una parte, disminuir las asimetrías de información y, por otra, fortalecer su gestión administrativa”.

De acuerdo al programa, este nuevo gobierno corporativo estaría encabezado por un directorio “altamente calificado que resguarde el cumplimiento cabal del objeto de Enami y que contempla la mantención de representantes del sector minero (incluyendo uno de la pequeña minería) y de un representante de los trabajadores de la empresa”.

Al respecto, Francisco Orrego manifestó que “queremos fortalecer al Ministerio de Minería y sus instituciones dependientes. En particular, es clave fortalecer el rol de fomento de Enami, por su importancia en el apoyo de la pequeña y mediana minería, y a Sernageomin, en su rol de capacitación y acompañamiento en el cumplimiento de la normativa sectorial. El objetivo debe ser potenciar el desarrollo del sector, teniendo instituciones más modernas y cercanas a los mineros”, comentó Orrego.

Francisco Orrego.

Otras medidas orientadas a Enami apuntan a modernizar y transparentar el proceso de compra por parte de la empresa, “avanzando en soluciones efectivas a los problemas relacionados con el proceso de compra (ejemplo, renovación de equipamiento, limpieza de canchas, acceso a miradores internos del proceso de medición de leyes, mecanismos de arbitraje, entre otros) que se observan principalmente por el lado de la comercialización del metal que se radica en el análisis de la ley del mineral cuya implementación es deficiente y poco transparente”, señala el programa.

Asimismo, se plantea el perfeccionamiento del actual modelo tarifario de Enami, “de modo que permita establecer tarifas o precios de aplicación nacional, uniformes, objetivos y transparentes para los pequeños mineros”.

Planta Paipote. Fotografía: Enami

Finalmente, se menciona impulsar un proceso de modernización de las plantas de beneficio de Enami, sujeto a la factibilidad técnica, económica, presupuestaria, social y medioambiental.

Sustentación del precio del cobre y revisión de permisos

Implementar una nueva ley de sustentación del precio del cobre es otra medida planteada por el equipo minero del abanderado Piñera. La idea es que “beneficie a pequeños mineros, de manera que contribuya eficazmente al desarrollo del sector, y efectuaremos un permanente monitoreo en su aplicación para asegurarse que cumple realmente los fines que persigue”.

En este contexto, el programa señala que en caso de ser necesario, “se perfeccionará el mecanismo de sustentación del precio del cobre, para dotar a la pequeña minería de una política pública que le otorgue estabilidad de producción en el tiempo, disminuyendo su vulnerabilidad frente a las fluctuaciones de precio del mercado”.

En cuanto a permisos, destaca la medida de iniciar un proceso de agilización de los permisos mineros que estén pendientes o atrasados al 11 de marzo de 2018, con el objeto de poder regularizar los proyectos y padrones mineros que permitan la reactivación de las faenas de la pequeña minería.

En relación al programa minero para este sector, Orrego precisó que “nos comprometemos a que el diálogo y la colaboración sean un sello distintivo de nuestro gobierno en general y de la gestión del Ministerio de Minería en particular. Para concretar este compromiso, vamos a crear, entre otras, una mesa de trabajo de carácter permanente entre el Ministerio de Minería y sus servicios relacionados con los representantes gremiales de la pequeña minería, para identificar los ‘lomos de toro’ u obstáculos que pueda enfrentar el sector y buscar de manera conjunta y colaborativa posibles soluciones o cursos de acción entre los actores relevantes de la actividad”.

Seguridad

“Queremos propender a una minería segura, sustentable e inclusiva, donde el Sernageomin no sólo debe poner mano dura para fiscalizar y sancionar a quienes infrinjan las normas de su competencia, sino también ser un servicio cercano que guíe, acompañe y eduque al pequeño minero”.

Lo anterior corresponde a uno de los objetivos planteados en el programa que vincula a la entidad estatal de fiscalización del sector con la seguridad.

Entre las medidas, se anuncia potenciar el centro de capacitación de Sernageomin, para que no sólo forme expertos en seguridad, sino también en otras áreas de la minería (uso de explosivos, etc.). Del mismo modo, que apoye en conjunto con Enami, a los pequeños mineros en la preparación de los métodos de explotación y planes de cierre.

Finalmente, establece desarrollar una política de asistencia al cumplimiento de normativas para la pequeña minería y crear un área de tutorías mineras que realice revisiones preventivas y de acompañamiento a los pequeños mineros para mejorar los estándares técnicos, de seguridad y ambientales de sus proyectos.