x

Familia Briones compra el 13% de Cementos Bío Bío a brasileña Votorantim

De la mano de la brasileña Votorantim, en noviembre de 2010 Cementos Bío Bío desembarcó en Perú. El mismo mercado en que actualmente la cementera enfrenta dificultades.

(La Tercera) Pablo y Hernán Briones Goich decidieron reforzar su posición en Cementos Bío Bío. A través de la sociedad Inversiones y Desarrollos S.A. (Invesa), los hermanos compraron el 13,1% de las acciones de la firma cementera que estaban en manos de la gigante brasileña Votorantim. Tras concretar la transacción, Pablo y Hernán quedaron con el 39,52% de la propiedad de Bío Bío, pues previamente poseían el 26,42% de la cementera.

Con ello, los hermanos consolidaron su participación mayoritaria en la empresa. El segundo mayor accionista de Cementos Bío Bío es Inversiones ALB S.A., la sociedad de otra rama de los Briones Goich, las hermanas Anita y Loreto; juntas poseen el 19,03% de la propiedad.

Fuentes conocedoras de la reciente operación explicaron que hace unas semanas la brasileña se acercó a los empresarios chilenos a ofrecer el 16,7% que tenía en la propiedad de la compañía. En la ocasión, los brasileños indicaron que la venta de las acciones se enmarcaba en la estrategia global de la compañía sudamericana de desinvertir en activos que no considera estratégicos. Tras evaluar la oferta, los Briones Goich decidieron adquirir una parte del paquete accionario de Votorantim, el 13,1%. Lo hicieron a un precio de $ 847 por acción; en total, Invesa canceló poco más de $ 29.000 millones (unos US$ 46 millones). La operación se concretó el martes 14 de noviembre. El 3,6% restante que Votorantim tenía de la firma y que no fue adquirida por los hermanos Briones fue rematado en la Bolsa.

De la mano de la brasileña Votorantim, en noviembre de 2010 Cementos Bío Bío desembarcó en Perú. El mismo mercado en que actualmente la cementera enfrenta dificultades.

En octubre pasado, la firma chilena presentó una demanda por libre competencia en contra de Unacem, el mayor productor de cemento de Perú. A juicio de la compañía chilena, Unacem, la empresa que domina el 60% de la industria peruana del cemento ha buscado impedir que el proyecto que impulsa la chilena para construir una planta cementera en Lima -Cementos Portland (Cempor)- se materialice.

Con ese objetivo, a mediados de octubre Unacem interpuso un recurso de amparo constitucional (similar a un recurso de protección en la legislación chilena) contra Cempor, argumentando una serie de incumplimientos ambientales.

Acto seguido, Cementos Bío Bío no se quedó de brazos cruzados y, por el contrario, contraatacó a su rival.
A fines del mismo mes, presentó dos demandas ante el Indecopi, el símil del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) chileno. A diferencia del chileno, el mercado cementero en Perú está regionalizado, con un productor dominante en cada zona geográfica. En el norte manda Pacasmayo, mientras que en el sur es Cementos Yura.

Unacem, que hasta hace algunos años se denominaba Cementos Lima, tiene el monopolio regional en el centro (abarcando la ciudad de Lima), que es el que concentra la mayor demanda, dándole a esa firma el 60% del mercado nacional. El proyecto que impulsa Bío Bío en el vecino país involucra una inversión de US$ 200 millones, de los cuales los socios ya han puesto US$ 60 millones, fondos que se destinaron a la compra de la cantera y al inicio de la obra.

Comentarios

Conectate con