x

Gran minería prevé revertir fuerte baja en producción y mantiene foco en la reducción de costos

A pesar de la huelga en Escondida, se espera que se llegue a 5,6 millones de toneladas en lo que resta del año, cifra ligeramente superior a la de 2016.

(Diario Financiero) La baja en la producción de Minera Escondida tras la huelga de 44 días le pegó fuerte a la industria local, que durante el primer trimestre acusó su peor desempeño en catorce años, con una baja en torno a 14%, cifra que aumenta a 18% si se consideran otros minerales.

Sin embargo, la faena operada por BHP Billiton, que según informó en abril retomó su capacidad de producción, no fue la única que bajó sus niveles en los primeros tres meses del año.

Pese al mal inicio, la proyección para lo que resta del año es que se logrará recuperar parte del tiempo perdido, según reportaron las faenas locales a través de sus matrices a nivel global.

Y este avance no solo se dará porque no se prevén nuevas paralizaciones por negociaciones sindicales, ya que las que restan para el año, como Zaldívar, tienen buenas perspectivas de terminar sin conflicto, sino además porque una parte de la merma que hubo los primeros tres meses fue por la mantención de equipos que se realizaron.

Miguel Ángel Durán, director de Minería de la Universidad Central, comentó que se espera que en este ejercicio se llegue a 5,6 millones de toneladas, cifra que es ligeramente superior a las 5,5 millones de toneladas del año pasado, cuando el indicador cayó en un 3,8% en comparación a 2015.

De todos modos, la carrera no está corrida y de no lograrse la meta, sería la primera vez en 20 años que baja de forma consecutiva la producción nacional.

Reducción de costos

En sus presentaciones, empresas como KGHM, Lundin y Anglo American, entre otras, enfatizaron que el objetivo de reducir costos no se ha detenido. Por ejemplo en minera Sierra Gorda se encuentran en pleno desarrollo de la optimización de sus procesos, con el fin de aumentar su productividad.

Antofagasta plc, brazo minero del grupo Luksic, informó que en el primer trimestre redujeron en un 8% los costos en comparación a 2016, gracias a una serie de medidas, dentro de las que se incluyen importantes reducciones “del uso de terceros contratistas”.

La canadiense Lundin Mining, que opera Candelaria, informó que los costos de la faena fueron de US$ 1,27 la libra a marzo, marginalmente mayores al mismo período del año anterior, pero que la meta es reducir este monto al cierre de 2017, llegando a US$ 1,20 la libra, impulsados por un alza en la producción que debería registrarse en los próximos meses.

Teck, opera dos faenas en Chile, también bajó costos, aunque en una de sus faenas, Quebrada Blanca, retrocedió 22% su producción.

Una forma donde hay espacio para profundizar la baja de gastos es en la energía, agrega Durán. Esto, porque existen faenas que aún cuentan con contratos a precios elevados, por lo que la renovación de estos será favorable tomando en cuenta que hay un horizonte de costos marginales en torno a US$ 47 el MWh.

NEGOCIACIONES PARA JULIO DE 2018

Para julio del próximo año quedó definida la nueva negociación entre Minera Escondida y el sindicato, esto tras el dictamen de la Dirección del Trabajo en el que se señala que el plazo de 18 meses comienza a correr al día siguiente de vencido el contrato anterior, o sea, el 1 de febrero de este año. Ayer también se realizó la primera reunión entre la directiva del sindicato y el nuevo presidente de la minera, Mauro Neves. Según los trabajadores, el ejecutivo habría sido enfático en que su llegada “responde a la necesidad de mejorar las cosas que no se han hecho de la manera correcta”, también se pactó un calendario de reuniones para tratar el tema de la “jornada excepcional”.

 

Comentarios

Conectate con