x

Científicos siguen condiciones climáticas para explorar nuevos yacimientos de cobre

Investigadores de la Universidad Católica del Norte integran equipo internacional que realiza estudios para implementar una nueva forma de entender la exploración y la búsqueda del metal rojo.

Un equipo internacional de científicos integrado por chilenos, canadienses y franceses, quienes forman parte del proyecto “Cobre y Pedimentos” (Copedim), esperan descubrir nuevas reservas minerales a partir del seguimiento de la evolución climática del desierto de Atacama.

Según se explicó desde la Universidad Católica del Norte (UCN), cuyos investigadores integran el equipo de científicos señalado, «la idea es tratar de entender cómo las condiciones climáticas del pasado hicieron posible la aparición de concentraciones de cobre en determinadas formas de relieve (pedimentos), las que se extienden por un territorio que se sitúa desde el sur de Perú hasta la Región de Coquimbo, en territorio chileno».

El director adjunto de la iniciativa e investigador del Departamento de Ciencias Geológicas de la UCN, Dr. Rodrigo Riquelme, sostuvo que los yacimientos de cobre son económicamente más rentables en la medida que sufren “enriquecimiento supérgeno”, es decir, que el agua superficial de origen atmosférico -de lluvia o nieve- logre penetrar el suelo y pueda transportar y concentrar el cobre en lugares determinados mediante procesos físico-químicos. Puntualizó que este fenómeno se produjo en periodos climáticos más húmedos que tuvieron lugar en el pasado en el desierto de Atacama, en épocas donde ese territorio no presentaba las actuales condiciones de extrema aridez.

“Hay evidencia que señala que Atacama ha sido desierto durante toda la historia de la formación de la Cordillera de Los Andes, pero ha tenido periodos de semi-aridez. Lo que tratamos de entender es si esos espacios de tiempo favorecieron la concentración de cobre supérgeno”, señaló el director adjunto.

La investigación indaga en cómo evolucionaron los relieves desérticos, y así poder determinar qué cantidades de cobre poseen. «Conocer esta información es de gran utilidad para la búsqueda de nuevos yacimientos, en especial los de tipo supérgeno, que tienen una mayor concentración de óxidos y que son más fáciles y económicos de explotar en relación a los sulfuros, que constituyen la fuente primaria de este mineral», señaló la casa de estudios.

Participantes y financiamiento

La materialización del estudio considera la participación de expertos del Instituto de Investigaciones y Desarrollo de Francia (IRD), entidad que junto a la UCN unió esfuerzos y capacidades para formar un Laboratorio Mixto Internacional (LMI) orientado a desarrollar a análisis geológicos.

Para financiar las investigaciones el IRD aportó fondos por alrededor de 7.000 euros anuales, a los que se suman $130 millones provenientes del Fondecyt, junto a otros $21 millones adjudicados a través del Concurso de Apoyo a la Formación de Redes Internacionales entre Centros de Investigación de Conicyt.

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]