x

FMI sube estimación de crecimiento global, pero baja la de Chile de 4,5% a 3,6%

El fondo tomó nota de la desaceleración en la inversión privada en nuestro país.

(La Tercera) El economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Olivier Blanchard, dijo ayer que la economía global crecerá significativamente más que el año pasado, con el principal impulso proviniendo de los países desarrollados y, en particular, de Estados Unidos. Pese al mejor contexto internacional, revisó a la baja sus proyecciones para Chile.

La economía global crecerá significativamente más que el año pasado, explicó Blanchard, con el PIB global expandiéndose 3,6% este año, desde un 3% en 2013.

Pero aun en ese escenario, el economista advirtió que “creo que podemos esperar el tipo de baches que vimos a principios de año y en mayo y junio del año pasado y que ocurran otra vez, de modo que el entorno será más saltón hacia adelante”. Esto, en la conferencia de prensa en que presentó el Panorama Económico Mundial, en el primer día de las reuniones de primavera del FMI, en Washington.

El informe dice que el estímulo monetario de la Reserva Federal terminará de retirarse a fines de este año. Sin embargo, “lograr un cambio tan grande en la política monetaria de una manera tranquila será complicado y podría implicar nuevos episodios de volatilidad en el mercado financiero”.

Esta inestabilidad sería provocada por la expectativa de que la tasa referencial de interés de la Fed subirá antes que lo esperado (a mediados de 2015, en el escenario base).

De materializarse ese fenómeno, el FMI advierte que el efecto en la economía de EE.UU. sería negativo, con coletazos al resto del mundo.

En la evaluación del FMI también hay riesgos alcistas, como el repunte del crecimiento de los países desarrollados. Estos ganarán casi un punto porcentual de expansión, al pasar de 1,3% el año pasado a 3,2% en 2014.

América Latina se va a desacelerar, sin embargo, al pasar de un crecimiento de 2,7% en 2013 a 2,5% este año. En 2015 la desaceleración de la región continuará, para derivar en un 2%.

Inversión

El FMI también tomó nota de la desaceleración de la inversión privada en Chile. Ajustó sus proyecciones de crecimiento para la economía chilena en 2014 a 3,6%, casi un punto menos que el 4,5% previsto en octubre pasado. Esto no considera el impacto de la reforma tributaria y prevé un incremento de 2,5% en la formación bruta de capital fijo este año.

El menor crecimiento hará que el PIB per cápita (PPP) no supere los US$ 20 mil en 2014, como se pensaba en abril de 2013, sino en 2015, cuando llegará a US$ 20.877.

“Se prevé que la actividad en Chile se modere en alguna medida, porque el crecimiento de la inversión privada se está desacelerando marcadamente, incluyendo el sector de la minería”, señala el informe. No obstante, añade que tanto en Chile como en Perú y Colombia, el “consumo interno se mantiene firme, apoyado por niveles de desempleo en mínimos históricos y un crecimiento sólido en los salarios reales. Con todo, se espera que las presiones de precios se mantengan contenidas”.

El análisis es similar al que hacen en BCI, aunque algo más optimista. Antonio Moncado, economista de BCI Estudios, comentó que trabajan con una estimación de crecimiento de entre 3% y 3,5%, debido a que el consumo se ha mantenido y el mercado laboral sigue fuerte. Si la desaceleración en la inversión se contagiara al consumo, “podríamos ver un crecimiento más cercano a nuestro piso, de 3%”, añadió.

Sergio Tricio, jefe del Departamento de Estudios de ForexChile, opinó que si bien es importante conocer la visión del FMI, “generalmente llega atrasado en sus proyecciones respecto de los bancos de inversión y organismos como el Banco Central de Chile, por ejemplo”. Tricio recordó que la última encuesta de expectativas económicas realizada por el BC en marzo ya mostraba una caída en las proyecciones de crecimiento al 3,7%.

La revisión, en todo caso, no resulta una sorpresa. El fondo difundió la semana pasada los capítulos analíticos del informe, donde recogía las debilidades de Chile en un contexto global cambiante. Entre ellas mencionó la apertura financiera, que lo hace menos sensible a un repunte de EE.UU., y su alta concentración en envíos de commodities.

El FMI también prevé una inflación de 3,5% este año y de 2,9% en 2015, y un déficit de cuenta corriente de 3,3% en 2014 y 2,8% en 2015.

En un informe difundido ayer, los economistas de Itaú prevén una inflación de 2,8% en 2014 y 3% en 2015, y revisan a la baja su estimación del déficit de cuenta corriente a 2,7% del PIB en 2014 (era 3%) y 1,7% en 2015 (era 1,8%). Esto último, gracias a una mayor producción minera y una menor expansión de la demanda interna.

 

 

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]