Un nuevo modelo para la gestión del agua en Chile es la propuesta que Escenarios Hídricos 2030 realiza a través de la publicación “Transición Hídrica: el futuro del agua en Chile”. La iniciativa presenta un portafolio de más de 200 medidas, acciones y soluciones para reducir la brecha hídrica en Chile.

La propuesta es producto de un proceso diálogo multisectorial de 55 instituciones públicas, privadas, ONGs y de la academia. La coordinación se llevo a cabo por Fundación Chile, Fundación Futuro Latinoamericano y Fundación Avina, que desde 2016 vienen trabajando en la construcción de escenarios posibles y  hojas de ruta con medidas, acciones y soluciones concretas para el recurso hídrico.

El lanzamiento de la proposición contó con presencia de autoridades y actores de la minería nacional. El Secretario Ejecutivo de la comisión Nacional de Riego, Federico Errázuriz; el superintendente de Servicios Sanitarios, Jorge Rivas, y la gerente de Desarrollo de la Sociedad Nacional de Minería, María Cristina Betancour, estuvieron presentes.

Respecto a las propuestas, Óscar Cristi, director general de Aguas del MOP, hizo énfasis en que “al 2050, la proyección de déficit de agua potable rural en la Región Metropolitana alcanzará el 83% y al menos 70 áreas de restricción actual pasarán a ser áreas de prohibición”. Además agregó que existen desafíos, tales como, la data disponible -no siempre confiable y consistente-, y “para ello trabajamos potenciando la hidrometría y la modelación de acuíferos , ara evaluar su estado efectivo”.

Cuatro pilares de acción

El modelo propuesto por EH2030 consta de cuatro ejes de acción definidos para alcanzar la Transición Hídrica. En primer lugar, la gestión e institucionalidad del agua, como el engranaje fundamental que moviliza y habilita soluciones en el corto, mediano y largo plazo.

En segundo término, se apunta a proteger y conservar los ecosistemas hídricos, dado que son la base fundamental para la vida, prestadores de múltiples servicios ecosistémicos y cualquier desarrollo posible.

El tercer eje destaca a la eficiencia y el uso estratégico del recurso, que apunta a manejar la demanda de agua en forma responsable. Se estima que el uso eficiente por parte de los sectores productivos de alto consumo, podría reducir considerablemente la brecha actual. Asimismo, se invita a avanzar en jerarquizar en el uso recurso, donde se garantice el derecho humano al agua.

El último eje es la migración e incorporación de nuevas fuentes de agua, donde los usuarios intensivos del recurso deben desacoplarse de las fuentes de agua natural en la cuenca, dejándola disponible para otros usos vinculados a la conservación y mantención de procesos vitales.

Ejes Transición Hídrica

 

Portafolio de medidas

 

La publicación da cuenta de un estudio desarrollado en seis cuencas, que fueron seleccionadas por ser representativas de diversas realidades y problemáticas hídricas en Chile (Copiapó, Aconcagua, Maipo, Maule, Lebu y Baker) y que arrojó entre las principales causas de los problemas que generan la Brecha y Riesgo Hídrico: un 44% de la deficiente gestión del recurso, debido a la falta de transparencia del mercado del agua y descoordinación de las instituciones que son parte de la cuenca.

Le siguen como causas, el aumento de la demanda del agua por crecimiento de los sectores productivos y sobre otorgamiento de derechos de aprovechamiento de aguas, con un 17%;  la contaminación del agua debido a contaminación difusa de las actividades agrícolas y mineras, con un 14%; la disminución de la oferta por baja de precipitaciones, retroceso de glaciares y sobreexplotación de acuíferos, con un 12%; daño ambiental por degradación de ecosistemas hídricos, con un 6%; desastres naturales por aumento de frecuencia de eventos extremos, con un 5% y 2% otros.

Con la Transición Hídrica como foco y para transitar a un escenario sustentable, la investigación propone un portafolio de más de 212 Medidas, Acciones y Soluciones (MAS) tecnológicas, ingenieriles, prácticas ancestrales, acciones de conservación y de gestión del recurso. De esta manera muestra la existencia de un amplio abanico de alternativas para aplicación en distintas escalas, sectores y usuarios del recurso. Se describen además los beneficios y externalidades que generan estas medidas, bajo análisis de regulación, impactos sociales y ambientales, costos de inversión y volumen de agua que podrían aportar a las cuencas.

Causas problemas hídricos

Evaluación

Del total de MAS evaluadas, se identificó que un 80% posee un impacto social bajo, mientras el 84% genera un aporte ambiental, es decir, son iniciativas que contribuyen a la recuperación de vegetación, hábitat, especies endémicas y procesos hidrológicos, mejorando la calidad del agua y permitiendo la conservación del recurso.

El análisis del marco regulatorio e institucional indica que un 52% de las MAS pueden ser implementadas en el corto plazo y un 41% en un mediano plazo. 

Por otra parte, existe un grupo de medidas dentro del portafolio que son menores en número (16%), que tienen alta visibilidad en diferentes espacios de toma de decisiones y medios de difusión, como desalinización, embalses y trasvase de agua por tierra y mar, que permiten incorporar agua para reducir Brecha Hídrica, sin embargo, presentan impactos negativo ambiental y social, necesarios de mitigar y compensar para su adecuada implementación.

 

Links a publicaciones:

 

Resumen 

https://www.escenarioshidricos.cl/wp-content/uploads/2019/06/RESUMEN-BAJA-final-13-6-209-1.pdf

 

Link Portafolio 

https://www.escenarioshidricos.cl/wp-content/uploads/2019/06/PORTAFOLIO-13-6-2019-UB_compressed.pdf