En medio de la agitada semana de Exponor y de la presentación de su Reporte de Sustentabilidad 2018, Ferrocarril Antofagasta Bolivia (FCAB) vivió otro cambio trascendente: el alejamiento de Mauricio Ortiz, quien fuera su gerente general por tres años, para asumir la vicepresidencia de Finanzas Antofagasta Minerals, siendo reemplazado en su anterior puesto por Katharina Jenny.

MINERÍA CHILENA conversó con el ejecutivo, para conocer más de cerca su experiencia y el legado que deja, tras su paso por  la empresa de transporte de minerales.

¿Cómo evalúa estos tres años en la gerencia general de FCAB?

Creo haber aportado a formar un equipo de profesionales muy  talentoso, que va a proyectar esta compañía hacia el futuro, hacia los nuevos desafíos, donde la relación armoniosa con las comunidades juega un rol fundamental, y donde también es clave la competitividad para proyectar este negocio, así como para hacer un mejor aporte a la cadena logística de la minería.

¿Va a seguir ligado desde su nuevo rol, como Vicepresidente de Finanzas de Antofagasta Minerals, con la empresa?

Siempre voy a estar ligado desde el punto de vista emocional a esta gran compañía, y también desde el punto de vista de ser un cliente a cargo del grupo minero, que entiende muy bien cuál es la dinámica del Ferrocarril y cuáles son las potencialidades para aportar hacia la cadena logística de la minería, mucho más competitiva.

¿Cuál cree que es el sello que deja en FCAB?

Principalmente generar espacios de diálogo. Soy un convencido de que el presente y el futuro de todas las grandes decisiones son mucho más conversadas. Quiero pensar que hemos abierto el Ferrocarril con una disposición de diálogo, para construir un futuro común con nuestros clientes, con las comunidades donde operamos y con nuestros accionistas, mirando el desarrollo integral de la compañía desde el punto de vista de la sustentabilidad, la productividad y la gestión de costos. Ese creo que fue un buen aporte, junto con tener y desarrollar un equipo humano de excelencia y totalmente comprometido.

Iván Arriagada, presidente ejecutivo de la matriz Antofagasta plc, señaló a este medio que usted “modernizó” a FCAB. ¿Qué le parece esa percepción sobre su trabajo?

Considero que es un halago viniendo del jefe (se ríe). Creo que todo lo que hemos desarrollado, lo que se ve en resultados de seguridad (cero accidentes fatales y una reducción sostenida de la accidentabilidad); de negocios, desde el punto de vista de tener nuevos contratos; la implementación de nuevas flotas (con la compra de locomotoras), son producto de esta disposición al diálogo, a construir, a saber que el trabajo en equipo es mucho más valioso que las decisiones personales.

¿Cómo desea que lo recuerden las personas con las que trabajó en FCAB?

¿Cómo me gustaría? Como parte de un equipo que empuja los desafíos, no solamente con la cabeza sino que con el corazón.

¿Cuál considera que será la característica o sello de su sucesora en la gerencia general, Katharina Jenny?

Katharina es una tremenda profesional y una maravillosa persona. De seguro que lo va a hacer bien y va a lograr capturar el espíritu que tiene el Ferrocarril. Destaco de ella es que es una persona comprometida con cada uno de los desafíos profesionales que le ha tocado liderar, y estoy seguro que en FCAB lo va a hacer de la misma manera.